“Los últimos Papas han combatido los errores de Mahoma. Francisco los elogia”.

bergoglio inclinado ante islam

Ann Barnhardt, citando a Osama bin Laden, dice que el Islam no es ni siquiera una religión – es el sistema político totalitario que requiere la sumisión de todos los no adherentes.

Juan 5:41-43 “No recibo gloria de hombres. Mas yo os he conocido que no tenéis el amor de Dios en vosotros. Yo vine en nombre de mi Padre, y no me recibís: si otro viniere en su nombre, a aquél recibiréis.

The American Spectator: 26 de abril de 2017, 12:04 am

Como el prototipo jesuita progresista, el Papa Francisco se enorgullece de su “ecumenismo”. Él rezuma entusiasmo por cada religión, excepto la suya.  En la parte superior de su lista de religiones favoritas está  el adversario más feroz de la Iglesia — el Islam.

Él a menudo suena más como un portavoz de CAIR que como un papa católico.

Después de que los yihadistas decapitaron a  un cura francés en julio de 2016 — gritando “Allahu Akbar” sobre la garganta degollada del cura – Francisco corrió a la defensa del Islam. “No me gusta hablar de la violencia islámica, Porque cada día, cuando leo  el periódico, veo la violencia”, dijo, antes de culpar descaradamente el surgimiento del terrorismo sobre la “idolatría” de la economía del libre mercado:  “Mientras el dios del dinero esté en el centro de la economía global y no la persona humana, el hombre y la mujer,  este es el principal terrorismo “.

Mientras Europa se convierte en Eurabia, el Papa Francis está recibiendo honores y premios de progresistas, incluyendo, hilarantemente, el “Premio Carlomagno” de 2016 por su apologética islámica. Es difícil imaginar a un líder cristiano menos como Carlomagno. El Papa Francisco está energizado y no deprimido por la desaparición de la Europa cristiana. “Los Estados deben ser seculares”, dijo a La Croix. Los estados cristianos, dijo, “terminan mal” y van “contra el grano de la historia”. Añadió que “cuando oigo hablar de las raíces cristianas de Europa, a veces temo el tono, que puede parecer triunfalista o incluso vengativo”. También adopta “matices colonialistas”, se quejó.

destructor-Francis

Esta semana el Papa Francisco lleva  su gira pro islámica de disculpas a Egipto. Pre visualizando  el viaje, que comienza el viernes, dijo que busca “ofrecer una válida contribución al diálogo interreligioso con el mundo islámico”. Los cortesanos mediocres de Francisco ya están lanzando la propaganda para ello, prediciendo que “construirá puentes para moderar el Islam “.

“Una razón principal para el viaje es tratar de fortalecer las relaciones con el centro de Azhar de mil años de antigüedad que fueron cortadas por parte de los musulmanes en 2011 por lo que dijo fueron insultos repetidos del Islam por el predecesor de Francisco, el Papa Benedicto “, según Reuters .  “Los lazos con el centro fueron restaurados el año pasado después de que el [Sheikh Ahmed al-Tayeb] visitó el Vaticano.  Tayeb, ampliamente visto como uno de los clérigos seniors más moderados en Egipto, ha condenado en repetidas ocasiones el Estado islámico y su práctica de declarar a otros como apóstatas e infieles como un pretexto para emprender una jihad violenta “.

Sheikh Ahmed al-Tayeb

Ser “uno de los clérigos seniors más moderados en Egipto” es tan significativo como una de las más casta de las hermanas Kardashian. Los idiotas útiles de Occidente llaman a Tayeb moderado, pero cualquiera que preste atención sabe que no lo es, a menos que llamar al asesinato de los apóstatas ahora se considere “moderado”.

Los papas anteriores consideraban al islam como una fuente de herejías venenosas.  Dante colocó a Mahoma en el infierno.  Santo Tomás de Aquino dijo que Muhammad vendía “fábulas y doctrinas de la mayor falsedad” y  sardónicamente comentó sobre la base perversa de su reclamo de favor divino: “Muhammad dijo que fue enviado en el poder de sus brazos — que son signos que no le faltan ni siquiera a los ladrones y tiranos “.

 ¿Que ha cambiado?  Nada.  El Islam sigue siendo tan violento como comenzó.  Pero una cosa es nueva: La Iglesia Católica, bajo el progresivismo del deseo de muerte de Francisco, se ha convertido en uno de los impulsores más fuertes del Islam.


Daniel 11:32 “A los violadores de la Alianza los corromperá con halagos, pero el pueblo de los que conocen a su Dios se mantendrá firme y actuará.”
El hermano católico italiano, Domenico Alonzi,  comentó en Facebook:
“Paz”, “amor”, “misericordia” son algunas de las palabras favoritas de Bergoglio para atraer a todos hacia él mismo.
Bergoglio, de hecho, en sus viajes y discursos públicos, muestra cada vez más que su propósito no es atraer a todos a Cristo (recientemente llamado “el diablo”) y al cristianismo, sino atraer a todos a sí mismo, creyentes y no creyentes , Como el hombre de la Providencia, un hombre capaz de unir todas las religiones en una sola religión mundial capaz de garantizar la “paz”, capaz de traer “amor”.

“Nada más inicuo que el avaro, pues es capaz de venderse a si mismo.” Eclesiástico 10:10

 

 

Bergoglio: “Los que son cristianos, con la Biblia, y los que son musulmanes, con el Corán”. “La fe que os dieron vuestros padres os ayudará a salir adelante.”


Noticias relacionadas :

El obispo griego ortodoxo, pide a Erdogan que se arrepienta del Islam y se convierta o se condenará como Muḥammad.

El Papa Benedicto XVI condena el Islam radical como la creación de una ‘situación explosiva’

El Vaticano bajo el control de Bergoglio Blasfema a Cristo y promueve la herejía del indiferentismo religioso.

En Milán Bergoglio traicionó a la Santísima Trinidad promoviendo el Islam y la herejía del indiferentismo religioso.

Cardenal Burke: ‘Dejen de decir que Alá es el Dios de los cristianos, Alá no es el Dios de la Biblia.’

El Islam es una manifestación del anticristo que niega el dogma de la encarnación de Jesús.

El obispo griego ortodoxo, pide a Erdogan que se arrepienta del Islam y se convierta o se condenará como Muḥammad.

El obispo ortodoxo griego pide a Erdogan denunciar el Islam y ser bautizado.

Metropolit_Seraphim-575x359

El obispo griego ortodoxo, Metropolit Serafín del Pireo le escribió esta semana al presidente turco Recep Tayyip Erdogan y le instó a convertirse al cristianismo.

Seraphim le dijo a Erdogan que hiciera de Vladimir Putin su padrino en una carta de 37 páginas.

Advirtió a Erdogan que podría encontrarse en el infierno con Mohammad.

Neoskosmos informó:

En una carta de 37 páginas a Erdogan escrita en griego, Metropolit Seraphim pide al líder turco que denuncie su fe islámica y se bautice en el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

“Si quieres salvarte  a ti  y tu familia debes convertirte a la Iglesia Ortodoxa Griega, la única verdadera fe”, escribe Seraphim, informa Keep Talking Greece.

“Proponemos y le aconsejamos que venga a los brazos de la Iglesia Ortodoxa Griega antes del final de su vida en la tierra.

“De lo contrario, desgraciadamente se encontrarán a sí mismos, a su familia y a su gente en el mismo lugar donde Allah, Muhammad y sus seguidores están , es decir. En el lugar del sufrimiento, infierno eterno e interminable “.

muhammad-false-prophet

Él llama a Erdogan a “arrepentirse, llorar, ser humilde y creer en Cristo”, y afirma que “la Santísima Trinidad de Dios te abrirá los brazos”.


Marcos 16:16 El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará.

El Papa San Gregorio Magno:

“La sacrosanta Iglesia universal enseña que no es posible adorar a Dios verdaderamente excepto en ella…”

San Cirilo de Jerusalén –Dios no acepta el culto de quienes no adoran al Hijo

El Padre se indigna cuando el Hijo unigénito es privado de su honor.
Un rey considera grave que alguien insulte a un simple soldado. Por tanto, si se trata indecorosamente a alguien de las personas más honorables, compañeros o amigos, más se enciende la propia cólera. Y si alguien injuria al Hijo único del Rey, ¿quién aplacará y suavizará al Padre del Hijo unigénito de tal modo conmovido? Si alguien, por consiguiente, quiere ser piadoso para con Dios, adore al Hijo; de otro modo, el Padre no admitirá su culto. (San Cirilo de Jerusalén. Catequesis X, Un solo Señor, Jesucristo, n. 1-2)

El Papa Benedicto XVI condena el Islam radical como la creación de una ‘situación explosiva’

El Australiano
28 de abril de, 2017 22:36

En vísperas de la visita de Francisco a Egipto, el Papa Benedicto XVI ha roto su silencio, condenando el Islam radical como la creación de una “situación explosiva” desafiando el futuro de Europa.

Las palabras del Papa  contrastan con los de su sucesor, Francisco, que sostiene que “el terrorismo musulmán no existe’’  y no es “correcto  identificar islam con la violencia’’.

En una carta al presidente polaco Andrzej Duda, Benedicto dijo: “El choque entre concepciones radicalmente ateas del Estado y la aparición de un estado radicalmente religioso en los movimientos islamistas, lleva a nuestra época  a una situación explosiva, las consecuencias que estamos experimentamos cada día.

“Estos radicalismos exigen con urgencia desarrollar una concepción convincente del estado que sustenta el choque con estos retos y puede superarlos.’’

Müller encubre las herejías de Bergoglio.

muller encubre a Bergoglio

Remnant Newspaper

Christopher A. Ferrara 25 de abril de 2017

Como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Cardenal Gerhard Müller está encargado con el deber de  “difundir la sana doctrina y defender aquellos puntos de la tradición cristiana que parecen estar en peligro a causa de doctrinas nuevas e inaceptables”.  Cuando se enfrenta a las “nuevas e inaceptables doctrinas” enunciadas en el desastroso capítulo 8 de Amoris Laetitia, Müller se involucra en un encubrimiento desvergonzado, dejando a los miembros del laicado interesados en defender la enseñanza moral infalible de la Iglesia del flagrante ataque de AL contra ella.

En una entrevista publicada por Aleteia el 21 de abril, Müller declara que “El Papa no ha, no quiere y no puede cambiar la revelación.  Algunos afirman que el Papa ha cambiado los fundamentos de la moral de la Iglesia y ha relativizado el sacramento del santo matrimonio.  Esto no lo haría y no podría hacer.”

Una deliberada falsa declaración del tema diseñada para ocultar la verdadera cuestión. La verdadera cuestión … (es) más bien si el Capítulo 8 socava la verdad revelada acerca de la indisolubilidad del matrimonio y el carácter universalmente vinculante e insustituible de los preceptos negativos del natural Ley, incluyendo el Sexto Mandamiento…

¿Y qué tiene que decir el cardenal Müller frente a la innegable realidad de que el argentino ha pasado los últimos cuatro años involucrándose en la subversión eclesial, culminando con la publicación de AL? Müller declara:

La verdadera intención de la exhortación apostólica, Amoris Laetitia, era colocar en el centro el completo mensaje bíblico sobre el matrimonio como un sacramento y un modo de vida. Además, pretendía tomar en consideración a aquellos que, por diversas circunstancias, han fracasado o se han metido en problemas, de modo que no diríamos: “Aquí están los que hacen todo bien, mientras que los otros no nos pertenecen. ”

Eso es simplemente calculadamente disimulado. Peor aún, al aplicar la caricatura bergogliana de los defensores de la ortodoxia como fariseos duros de corazón que dicen: “Aquí están los que hacen todo bien, mientras que los otros no nos pertenecen”, va más allá de un simple encubrimiento hasta la absoluta ayuda y complicidad de la conspiración bergogliana —no hay otra palabra para ello— para socavar todo el edificio moral de la Iglesia al institucionalizar el alojamiento eclesial del adulterio público.

Por lo menos los cuatro cardenales han tenido el coraje de cuestionar públicamente la intención de Bergoglio en la forma de sus cinco dubia que se reducen a una sola pregunta: si Bergoglio pretende socavar el concepto de la ley moral -y con esto, la misma credibilidad del Magisterio de la Iglesia.

En la actualidad, el cardenal Müller no es defensor de la ortodoxia. Ha decidido, más bien, ser un defensor del Papa Bergoglio. Es decir, es un defensor del Papa más rebelde de la historia de la Iglesia (…)

Bajo su liderazgo actual, lo que la Congregación para la Doctrina de la Fe ofrece a la Iglesia es mucho peor que nada.

Leer el Artículo  completo: Enlace

muller unido a un hereje


Gerhard Müller: “No habrá corrección para el Papa porque no hay peligro para la fe”.

OnePeterFive :

Así (Müller) se pone en oposición a muchos cardenales y obispos muy respetados que han visto realmente graves problemas en Amoris Laetitia. La propia posición de Müller también parece pasar por alto el hecho de que Amoris Laetitia ya ha alentado varias declaraciones episcopales que están marcadas por una cierta permisividad y laxitud moral abierta, como en Roma, en Argentina y en Alemania.

Muller titere de Bergoglio.

Recordemos que Müller es un hereje formal, cuyo mentor es el herético peruano, Gustavo Gutiérrez , padre de la Liberación marxista. Müller ataca los dogmas Marianos,  niega la Inmaculada Concepción, la Virginidad de María Santísima,  la Eucaristía, la Divinidad de Jesucristo, también considera a los herejes protestantes como parte de la Iglesia Visible. Entonces como va a defender la fe católica este asalariado presunto “guardián de la Fe”, quien la ataca con sus propias herejías. Cuando la realidad es que actualmente tenemos a un hereje usurpando a la  Congregación para la Doctrina de la Fe, de la que vemos que solamente  ha quedado el nombre y un caparazón vacío. Por lo tanto a un hereje le queda imposible condenar a otro hereje.

Anatema : El viernes, el cardenal Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dijo al Passauer Neue Presse que hay casos en que los católicos pueden decidir por su cuenta con un confesor que su matrimonio es nulo.  Esta opinión ha sido condenada por el Concilio de Trento como una herejía.  Cita: “Si alguno dice, que los casos matrimoniales no pertenecen a los jueces eclesiásticos;  Que sea anatema”. (Gloria tv Noticias)


Santo Tomás de Aquino define la herejía como: “una especie de infidelidad en los hombres que, habiendo profesado la fe de Cristo, corromper sus dogmas.” Afirma además: “La herejía proviene de restringir la creencia de algunos puntos de la doctrina de Cristo seleccionado y formado a su antojo, lo cual es el camino de los herejes. ”

“La correcta fe cristiana consiste en asentir voluntariamente con Cristo en todo aquello que pertenece verdaderamente a su enseñanza. Hay, consecuentemente, dos formas de desviarse del cristianismo: una, cuando uno se rehúsa a creer en Cristo, y es lo que se llama infidelidad, que comparten los paganos y los judíos; la otra, cuando uno restringe su creencia solamente a ciertos puntos de la doctrina de Cristo, seleccionados y modificados según la propia conveniencia, y es lo que se llama herejía. El objeto de la fe y de la herejía es, por tanto, el depósito de la fe, o sea, la suma total de las verdades reveladas por la Escritura y la Tradición según nos la propone la Iglesia para que la creamos. El creyente acepta la totalidad del depósito según lo propone la Iglesia; el hereje acepta sólo aquellas partes que su juicio le recomienda.

Por otro lado, la voluntad puede libremente inclinar el intelecto a adherirse a algunas de las posiciones que han sido declaradas falsas por la autoridad de la Iglesia. Los motivos para ello pueden ser: orgullo intelectual o confianza exagerada en la propia visión; la ilusión de celo religioso; la seducciones  de poder político o eclesiástico; las ataduras de los intereses materiales y el estatuto personal, y quizás otros motivos más deshonrosos. Este tipo de herejía aceptada sí es sujeto de culpa, en grado variable. Se le llama formal porque al error material añade el elemento informativo de lo “libremente querido”.

La herejía es distinta de la apostasía. El apóstata a fide abandona totalmente la fe cristiana y se adhiere al judaísmo, al Islam, al paganismo o sencillamente cae en el naturalismo o en el desdén por la religión.


 

Noticias relacionadas

La táctica maliciosa de Bergoglio para cambiar las enseñanzas de la Iglesia católica — Dr. Anna M. Silvas.

En Argentina Bergoglio ya era un hereje público y contumaz que ya había sido denunciado por herejía formalmente.

El Magisterio de la Iglesia decreta que la elección de un hereje al Pontificado  es invalida y Nula.

Magisterio 6. Nulidad de todas las promociones o  elevaciones de desviados en la Fe.

Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse  que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circunstancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie

Bergoglio es un hereje formalBergoglio en Argentina ya era un hereje público, notorio y contumaz, que había sido denunciado formalmente en el 2010 por el famoso profesor argentino Antonio Caponnetto en su libro titulado: La Iglesia Traicionada.

LA IGLESIA TRAICIONADA

El 01 de Junio del año 2010 el periódico Argentino Publicó  la Noticia bajo el título MONS. BERGOGLIO DESENMASCARADO, por Antonio Caponnetto y un comentario (2da. parte. addenda) COMENTARIO: La merecida increpación del Profesor Antonio Caponnetto contra el Cardenal Bergoglio prueba hasta la saciedad que el Arzobispo de Buenos Aires, lejos de ser un Pastor que conduce a su grey a los pastos de la buena doctrina para llevarlos al Cielo, es un personaje siniestro, amigo y cómplice de marxistas, adherente y difusor de ideas contrarias a la Santa Fe Católica y que no merece ocupar el cargo que ocupa. El texto es irrefutable, pero Mons. Bergolgio ni se molestará en refutarlo. Tal vez le dé poder a un penalista para querellar al Prof. Caponnetto, como es su costumbre.  Lo publico ad perpetuam rei memoriam. (…)

Amoris Laetitia en Argentina

Abraham Skorka, Jorge Mario Bergoglio

Cita : Si el prolongado y sensual abrazo entre el homenajeado y Bergoglio sirven de símbolo a la fiera felonía, no resulta menos simbólico el comportamiento del rebaño que presidía o secundaba la fiesta, abyectamente presto a lisonjear con aplausos al circunciso, cada vez que de su boca salían las más insolentes o insólitas afirmaciones.

Religiosamente hablando, en cambio, lo que se ejecutó ese día fue un hecho aún más trágico, que no puede pasar sin registro y sin protesta. Quedó fundada oficial, pública e institucionalmente en nuestra patria, la herejía judeo-católica, cuya impune existencia tiene ya larga data. De mentar a sus servidores y capitostes se ocupó el mismo hebreo, al dar gracias por tal coyunda a Mejía, Braun, Karlic, Rivas, Poli y el precitado Bergoglio, amén del rector Víctor Manuel Fernández, quien insiste en hacerse llamar Tucho, para que su ridículo apodo coincida con su condición intelectual y moral.

La nueva herejía, como cualquiera de pasados tiempos, se exhibió impúdicamente con gestos y palabras difícilmente exentos del calificativo de blasfemos. Cristo fue el Gran Ausente y a la par el Gran Traicionado. Y para que el sacrilegio fuera completo, la herética pravedad sentó sus reales en una casa de estudios que fuera alguna vez, en sus honrosos inicios, baluarte de la ortodoxia. Sin embargo y por lo que sabemos, hasta ahora no hubo voces eclesiales en disidencia manifiesta.

 

Cita del Libro del Profesor Antonio Caponnetto:

La Iglesia adúltera

 bergoglio vendido al mundoEn sus opciones temporales debe aplicársele lo que Don Quijote utilizó para zaherir la inconducta de Sancho: “en esto se nota que eres villano, en que eres capaz de gritar ¡viva quien vence!” Toda esta exhibición de colaboracionismo marxista no brota tanto de un convencimiento ideológico serio, sino de una actitud villana. Si mañana se dieran vuelta las cosas, podríamos escucharlo cantar Giovinezza con acento piamontés.

Su problema es más hondo, más grave, más profundo; más difícil de que el buen Dios se lo perdone. Es el escándalo del Pastor que se vuelve mercenario, cuya semblanza maldita y reprobación consiguiente ha trazado y sentenciado Nuestro Señor Jesucristo con palabras de vida eterna (cfr. San Juan, 10, 11-13). “Oh mercenario! —grita San Agustín en su Comentario al Evangelio de San Juan—, viste venir al lobo y has huido. Has huido porque has callado, y has callado porque has temido”.

No es, por cierto, el suyo, un caso aislado. Es en este momento, en la Argentina, la cabeza de un conjunto de pastores que tienen similar conducta, y cuya última explicación encontramos en el Apocalipsis, cuando se protesta a la iglesia ramerizada, fornicando con los poderosos de la tierra y siendo infiel al Divino Esposo.

Pero dejemos las honduras de los Novísimos y ciñámonos al tema del que veníamos hablando.

La Iglesia ha sido puesta en el banquillo de los acusados por sus peores enemigos. Liberales y marxistas insisten en sostener que, durante aquellos difíciles años de la lucha contra la guerrilla, la Jerarquía calló, cohonestando así, de algún modo, las conductas ilegítimas que habrían cometido las Fuerzas Armadas. La respuesta de la acusada Jerarquía —Bergoglio el primero— fue tan frágil cuanto penosa. Pues consistió, por un lado, en recordar sus documentos a favor de los derechos humanos, emitidos durante la convulsa época (pág. 141); y por otro, en señalarse como damnificada, reivindicando un martirologio “católico” compuesto por personajes de inequívoca filiación o conexión terrorista.

Si al responder con el recuerdo de textos pro derechohumanistas centraba la cuestión exactamente donde no debía hacerlo, esto es, en el núcleo de la mitología enemiga, convalidándola indirectamente; al atribuirse como víctimas propias o como testigos eclesiales a quienes habían sido cómplices de la escalada subversiva, pidiendo incluso la beatificación para ellos, sembraba la confusión y potenciaba el engaño hasta límites dolorosísimos por el escándalo que comporta.

En efecto, ¿qué clase de Iglesia es ésta que, para defenderse de las acusaciones de haber estado asociada a la lucha contra la Revolución Comunista, rehabilita el tener caídos o ideólogos del bando de la misma, los homenajea efusivamente y los reclama en los altares y en el santoral? ¿Qué clase de pastores son éstos que para levantar el cargo de la complicidad con la represión castrense, aducen haber izado la misma bandera de los derechos humanos que enarbolaron como divisa nuclear de su ficción ideológica las bandas subversivas? ¿Qué clase de coherencia, en suma, pueden exhibir los obispos que hoy no trepidan en contemporizar con los montoneros y erpianos devenidos en funcionarios públicos, como no vacilaron ayer en incumplir el deber irrenunciable que tenían de hablarles claro a los hombres de armas, sea para que no delinquieran ni pecaran, o para que combatieran con cristianos criterios? ¿Qué confianza pueden inspirarnos estos funcionarios eclesiales llenos de movimientos dúplices, medrosos, acomodaticios y heterodoxos?

No; no ha salido airosa del banquillo esta irreconocible Iglesia. Acusada por los protervos de “ser la dictadura”, cuando debió serlo si aquella hubiera existido y en aras del bien común de la patria, sólo atina a sacarse el incómodo sayo de encima del peor modo posible: reduciendo su naturaleza salvífica a un internismo de derechas e izquierdas, en el que los exponentes de las primeras habrían sido culpables y las segundas constituirían proféticas voces demandantes de los sacros derechos del hombre.

Por eso ha abandonado a su suerte al Padre Christian von Wernich, ultrajado y preso mediante falsías inauditas. Por eso consintió el escarnio público de Monseñor Baseotto. Por eso no tiene una palabra ni un gesto de apoyo para los centenares de militares encarcelados arbitrariamente por la tiranía kirchnerista. Por eso niega todo reconocimiento de beatitud martirial a Genta y a Sacheri, mas anda pronta en canonizar a Angelelli, Pironio, los palotinos o las monjas francesas. Por eso no puede contarse con ella para que en los templos se rinda honores públicos a la memoria de los caídos en el combate contra los rojos, pero entrega al rabinato y a la masonería la mismísima Catedral Metropolitana o la Basílica de Luján.

Esta es la iglesia por la que lloró el entonces Cardenal Ratzinger, cuando en el Via Crucis del último Viernes Santo del pontificado de Juan Pablo II, dijo de ella que la cizaña prevalecía sobre el trigo. Y es la iglesia por la que lloramos nosotros, con llanto sostenido. Porque se nos crea o no —ya nada importa— no nos causa la menor gracia tener que denunciar a Bergoglio. Sólo Dios sabe el dolor indecible que esto significa. Ya quisiéramos tener un buen señor al que servir, y no un mercenario al que desenmascarar. Un Príncipe al que rendirle nuestro vasallaje, y no un lobo del que tomar prudente distancia.


En el 2013 el Profesor Caponnetto volvió a advertir que Bergoglio era un hereje formal: Haga lo que hiciere a partir de este momento el Papa Francisco —y esperamos que todo lo santo y sabio sepa hacer— es imposible omitir o ignorar que el hombre que acaba de llegar a la silla petrina arrastra concretos, abultados y probadísimos antecedentes que lo sindican como un enemigo de la Tradición Católica, un propulsor obsesivo de la herejía judeocristiana, un perseguidor de la ortodoxia y un adherente activo a todas las formas de sincretismo, irenismo y pseudoecumenismo crecidas al calor de la llamada mentalidad posconciliar.


Noticia relacionada:

En Marzo del 2013, el Profesor Antonio Caponnetto, atestiguó y admitió públicamente, que Bergoglio ya era un hereje formal, al que ya había previamente denunciado en el 2010, en Argentina.