Bergoglio habla como un ‘funcionario de la Unesco’ (disfrazado de Papa)’: Monseñor a Tossati

LA CULTURA DEL DESCARTE. DESCARTADA POR BERGOGLIO EL CONOCIMIENTO Y LA SABIDURÍA.

bergoglio funcionario de la unesco disfrazado de papa

Marco Tosatti

 Queridos amigos y enemigos de Stilum Curiae, el pontífice reinante en la audiencia general habló una vez más –curiosamente no sobre los migrantes –sino sobre la economía y el medio ambiente y asuntos similares. Con qué competencia y suficiencia nos lo explica un Mons. Indignado, desconcertado y algo desesperado. Disfruten la lectura.

§§§

Mons ICS a Tosatti.

Estimado Tosatti, si un erudito secular hubiera hecho estas declaraciones (ver enlace a continuación), no dudaría en declarar que es un ignorante o un mentiroso.

Es necesario explicar por qué lo digo: «Enseñar al ignorante» es una de las siete obras de misericordia espiritual.

Como es «amonestar a los pecadores». Alguien dirá que también es «soportar con paciencia a las personas problemáticas», pero aquí más que fastidiosas, son confusas y engañosas.

El lector de Stilum Curiae probablemente pueda sacar sus propias conclusiones leyendo el enlace a continuación que hace referencia a las declaraciones hechas por el Papa en la audiencia general en el Palacio Apostólico.

En estas declaraciones, el Papa habla de las graves consecuencias de un crecimiento económico desigual. No habla de la crisis moral del hombre en este siglo que ha producido, en consecuencia, la crisis económica y social. Voltea la verdad 180 grados.

Se limita a hablar de efectos, no de causas, refiriéndose exclusivamente a hechos económicos y ambientales.

No habla del crimen del aborto, de criaturas muertas en el útero, habla de niños hambrientos y sin educación.

No parece que hable un Papa de la Santa Iglesia Romana, parece que habla un funcionario de la UNESCO. Por tanto, remitiré mis críticas y comentarios al dicho «funcionario de la Unesco» (disfrazado de Papa) que hizo estas declaraciones.

Este «funcionario» de la Unesco sólo puede hablar incorrectamente de economía.

Hasta ayer la Iglesia Católica tenía prohibido ocuparse de la economía; tenía que pensar sólo en las conciencias, tanto que todas las encíclicas sociales fueron severamente atacadas por el mundo secular.

Hoy la Iglesia actual se ocupa «sólo» de la economía y ya no debe ocuparse de las conciencias (si no sigue el modelo protestante). De hecho, solo se ocupa de la pobreza, la desigualdad, el clima, la migración, etc.

Esto se hizo con el objetivo de transformar el catolicismo en una especie de organismo ético, socialmente útil, una organización sin fines de lucro (como lo desea y prevé la Unesco).

Pero como el máximo responsable de la Iglesia está  asesorado por personas conocidas incompetentes (en todos los asuntos: teológico, económico, doctrinal…), demuestra que no sabe nada de estos argumentos económicos, confunde causas con efectos, pero sobre todo propone soluciones equivocadas que empeorarán la situación analizadas.

 
Por supuesto, esperamos las conclusiones de Asís 2020 – Economía de Francisco, que será un verdadero Concilio sobre la economía.
Los prelados estamos muy, muy preocupados, porque sentimos que se quiere cambiar la Doctrina Social de la Iglesia.
Esta exhortación de Bergoglio (adjunta) es inquietante por las diversas declaraciones explícitas e implícitas que contiene.
  • —Sugiere que la redención se realizará en la protección de la naturaleza. ¿No están el Génesis y el Evangelio torcidos de esta manera?
  • —Urge compartir bienes (como las primeras comunidades cristianas en el siglo I d.C.). ¿No es esta declaración, hoy en el siglo XXI, una loca utopía marxista?
  • —Explica que la pandemia nos ha puesto en crisis. ¿No ha comprendido todavía que es la crisis la que ha producido la pandemia, y no al revés, y todavía no ha comprendido las causas?

 

  • —Explique que esta economía es el resultado de un crecimiento «inequitativo». Aquí también demuestra que no conoce las causas y la realidad de lo que indica injusto. En realidad en el mundo occidental no ha habido un crecimiento económico real durante 40 años (solo artificial-consumista, gracias al colapso del verdadero crecimiento debido al colapso de los nacimientos).


Pero este crecimiento injusto ha enriquecido a sus amigos chinos que tanto le importan.

En la década de 1970, su amigo Paul Ehrlich (que colaboró ​​en Laudato Sì) escribió que antes del año 2000 cientos de millones de personas habrían muerto de hambre en China gracias al crecimiento de la población. ¡Increíble!

— ¿Habla de la concentración de riqueza como «injusticia que clama al cielo!», ¿Quizás olvidándose de sus partidarios como BillGates, Soros, Zuckemberg? Pero incluso la ONU ha declarado que gracias a la globalización la desigualdad universal y la pobreza han disminuido, mejorando la duración de la vida gracias a la salud y la nutrición en países que antes eran pobres.

— Explica que este modelo de crecimiento ha creado daños a la creación, la biodiversidad, el cambio climático, la destrucción de los bosques tropicales. Pero nadie, por favor, quiere explicarle quién impuso este modelo de crecimiento y por qué. ¿Nadie puede explicarle que esto sucedió (dado y no admitido que realmente sucedió) con la intención de extinguir a la criatura humana y condicionar la vida humana?

— ¡Sigan hablando de “niños hambrientos que mueren de hambre y no van a la escuela” e ignora totalmente a los abortados! Perincibacco! ¿Cómo puedo pensar que no es un funcionario de la Unesco disfrazado de Papa?

funcionario de la onu bergoglio

Querido Tosatti, hablando el domingo pasado con algunos de mis «colegas» monseñores, nos dijimos que ya no hay mucha esperanza de que la sapiencia y la sabiduría puedan inspirar este pontificado. Lo único cierto que suele decir este Papa se refiere a la «cultura del descarte».

En este pontificado, de hecho, se ha «descartado» toda verdad, conocimiento y sabiduría.

Mons. ICS.  
Anuncio publicitario