El apostata Blase Cupich vendió una iglesia a los masones 

es.news La parroquia Presentación de la Santísima Virgen, situada en Deer Park, en la diócesis de Spokane (Washington), construyó una nueva iglesia y vendió la antigua en 2011 a la logia masónica local, según informa el 25 de marzo el sitio web PillarCatholic.com.

La venta de una iglesia debe ser aprobada, entre otros, por el obispo diocesano que en ese momento (2010-2014) era Blase Cupich, quien luego se convirtió en el notorio cardenal anticatólico de Chicago.

El Derecho Canónico permite construir iglesias para uso secular, pero no para fines sacrílegos, inmorales o escandalosos, mientras que una guía del Vaticano de 2013 explica que es mejor demoler una antigua iglesia que venderla para un uso incompatible con su dignidad.

León XIII dice en Humanum Genus (1884) que la “secta masónica” quiere destruir la religión y la Iglesia instituida por Dios y reintroducir las costumbres de los paganos.gloria tv news