«El estilo de liderazgo de Bergoglio es el de un déspota que no permite contradicción ni el juicio independiente. Siempre se ha rodeado de personalidades mediocres, sumisas y serviles»

En Argentina Bergoglio se había desviado de la fe católica
Los antecedentes heréticos de Bergoglio lo invalidan como Papa legítimo y ni siquiera estaba calificado para ser monaguillo.

El Magisterio de la Iglesia ha declarado que la elevación de un hereje al Papado es nula, inválida y sin ningún efecto.

El ‘Papa Francisco’ es el ‘Bufón de los plutócratas’

ACADÉMICO ARGENTINO REVELA EL PASADO OCULTO DE FRANCISCO EN UNA ENTREVISTA EXPLOSIVA

BUENOS AIRES, Argentina ( ChurchMilitant.com ) – Un influyente escritor católico critica al Papa Francisco como un astuto trepador de la estructura de poder de la Iglesia que, sin embargo, sirve como un «bufón de un grupo plutocrático» que afirma la necesidad de rehabilitar el capitalismo por el bien global.

Los oligarcas en las buenas gracias de Francisco se sienten culpables porque «saben que se han convertido en multimillonarios mientras que el 90% de la población mundial ha recibido algunas migajas», dijo el filósofo José Quarracino, criticando al pontífice por complacer a las élites del mundo al crear el Consejo para el Capitalismo Inclusivo con el Vaticano .

Y eso es sólo para empezar.

En una contundente entrevista , el sobrino y ahijado del ex Cdl. Antonio Quarracino (quien nombró al padre Jorge Mario Bergoglio como obispo auxiliar de Buenos Aires) describió a Francisco en sus roles anteriores como cruel, duro, divisivo, ambicioso y hambriento de poder. 

«El estilo de liderazgo de Bergoglio es el de un déspota que no permite contradicción ni el juicio independiente. Siempre se ha rodeado de personalidades mediocres, sumisas y serviles», dijo Quarracino a Gloria.tv el  viernes.

El filósofo argentino relató cómo Bergoglio «nunca alentó los movimientos pro-vida que lucharon contra la legalización del aborto». 

En cambio, «envió palabras alentadoras a los políticos de izquierda que enfrentaban casos penales y civiles, incluso si eran enemigos de la Iglesia», lamentó el escritor, ilustrando cómo Francisco organizó una reunión en 2014 entre la entonces presidenta argentina Cristina Kirchner y el agitador de la extrema izquierda George Soros. 

Pero Francisco nunca habló por el ginecólogo argentino Leandro Rodríguez Lastra, quien fue condenado en 2018 por evitar un aborto y salvar dos vidas después de que decidió salvar a un bebé por nacer y a la madre que había tomado una píldora abortiva, señaló Quarracino.

‘Jesuitismo’ no ‘peronismo’

“Siempre ha sido propio de él jugar con los opuestos y caer de un extremo al otro. Un día es ortodoxo, condena el aborto frente a un grupo de médicos católicos y lo llama sicariato”, el bonaerense- escritor nato explicó. 

«Al día siguiente recibe a Emma Bonino  o al presidente argentino abortista . Ese siempre ha sido el juego de astucia de Bergoglio. De esta manera le permite no ser encasillado, aunque esta táctica sea efímera», agregó Quarracino. 

Siempre se ha rodeado de personalidades mediocres, sumisas y serviles.
BIFRONTE

Calificando la estrategia de «jesuitismo puro» -que Quarracino dice que «significa duplicidad» ya que la Compañía de Jesús ha «mutado en una Sociedad de Iscariote»– el filósofo insistió en que algunos comentaristas habían confundido el modus operandi de Bergoglio con el peronismo, una ideología política que lleva el nombre del general argentino y el presidente Juan Perón (1895–1974). 

Aunque «Bergoglio coqueteaba con el mundo peronista» y tenía estrechas relaciones con el grupo peronista Guardia de Hierro, Bergoglio no es peronista, subrayó Quarracino. Él «también coqueteó con el mundo liberal y progresista, siempre en la medida en que le convenía».

Regreso del exilio

En 1992, Bergoglio fue «desterrado» a Córdoba por los jesuitas para mantenerlo alejado de Buenos Aires, donde se había desempeñado como provincial durante varios años. El final de su mandato estuvo marcado por grandes divisiones internas entre sus aliados y sus oponentes, relató Quarracino.

Un santo jesuita, el P. Ismael Quiles, quien fue uno de los maestros de Bergoglio en la Compañía de Jesús, intercedió ante Antonio Quarracino para «rescatarlo de su destierro», señaló el filósofo.

Barrió todo lo que sugiriera continuidad con el período anterior.

“Bergoglio estaba muy mal espiritual y psicológicamente en ese momento. Por eso mi tío le pidió a la Santa Sede que fuera obispo auxiliar, aunque ya había otros”, dijo Quarracino, apoyando su recuento citando El gran reformador de Austen Ivereigh. : Francisco y la formación de un Papa radical : una hagiografía del pontífice.

Como obispo auxiliar, Bergoglio cortejó a su clero más joven con «su sencillez, piedad, cuidado y orientación psicológica, que ejerció como ningún otro, a menudo para bien, en algunos casos para mal», señaló con aprobación Quarracino. Pero «con aquellos que cayeron en desgracia con él, a menudo fue duro, incluso cruel» y «sutilmente dejó de lado al clero mayor para promover a sus amigos y jóvenes protegidos».

Bergoglio como obispo auxiliar 

Imagen
Jorge Mario Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires

El nuevo obispo auxiliar «mantuvo un perfil muy jesuita, muy piadoso, muy pastoral», y «cultivó dogmáticamente un perfil ortodoxo con muchos acentos jesuitas» con «mucha liberalidad y laxitud en materia litúrgica y sacramental», reveló Quarracino. 

Sin embargo, agregó, en el enfoque pastoral de Bergoglio a los problemas sociales, exigió que el enfoque no debería estar en la difusión de la fe a través de los sacramentos. 

Al mismo tiempo, «a veces mostraba un comportamiento llamativo» como «romper repentinamente todos los contactos sin que la persona en desgracia supiera lo que había hecho mal», señaló Quarracino.

Bergoglio se llevaba muy bien con su arzobispo y logró «destacarse» de los otros cuatro o cinco obispos auxiliares. Ascendió al rango de obispo coadjutor con derecho de sucesión, convirtiéndose inmediatamente en arzobispo tras la muerte de Antonio Quarracino.

Arzobispo con cara de vinagre

Al asumir el poder, el nuevo arzobispo hizo cambios radicales en las estructuras de poder de la arquidiócesis, deshaciéndose de los colaboradores más importantes de su predecesor como el santo Mons. José Erro, rector de la Catedral de Buenos Aires, «a quien le dijo por teléfono que renunciara y se retirara, sin consideración, sin agradecimiento», observó el filósofo.

“Creo que hizo esto para mostrarle al clero de Buenos Aires que la dirección de la arquidiócesis iba a cambiar radicalmente. Barrió todo lo que sugiriera continuidad con el período anterior, aunque tuvo cuidado de preservar algo del legado de mi tío, «, se lamentó el sobrino del arzobispo.

También se distanció de «todas las personas que no conocía y que no pertenecían a su círculo de amigos y se destacaba por el hecho de que nadie sabía lo que realmente pensaba, ya que siempre le decía a cada interlocutor lo que quería escuchar», Quarracino. dicho. 

Era común que los fieles comentaran el rostro agrio que mostraba Bergoglio en todas las actividades públicas.

«Muchos se sorprendieron de que Bergoglio, como arzobispo, casi siempre pusiera una cara hosca, amarga y triste, una ‘cara de vinagre'», especialmente durante las celebraciones litúrgicas, agregó Quarracino. 

El escritor describió cómo «era común que los fieles comentaran la cara agria que Bergoglio mostraba en todas las actividades públicas. Un párroco en quien confiaba, medio en broma medio en serio, le pidió que no hiciera más visitas pastorales si tenía la intención de presentarse con una ‘cara de vinagre'».

«Por otro lado, fue notorio que después de su elección como Papa, comenzó a mostrar un rostro alegre y jovial, que casi nunca antes se había visto, por lo que algunos se preguntaron si su ambición incumplida de convertirse en Papa lo motivó durante su tiempo en Buenos Aires», remarcó Quarracino. 

Heterodoxia en evolución

Bergoglio no se volvió verdaderamente heterodoxo hasta un año y medio después de asumir el cargo de arzobispo en febrero de 1998, reveló Quarracino. En lugar de celebrar el Año Jubilar iniciado por el Papa Juan Pablo II, el arzobispo impuso una «Misa del Milenio» en la arquidiócesis.

Esto «no tenía nada que ver con la celebración de la Iglesia Universal», pero «hizo esto para mostrarle al ‘mundo de los poderosos’ que él era lo suficientemente independiente como para actuar independientemente de la Iglesia Universal, respetando la forma», agregó. .

El seminario arquidiocesano de alto perfil enfatizó la «formación pastoral» en detrimento de la formación teológica, con los nuevos sacerdotes «convirtiéndose cada vez más en trabajadores sociales con una formación teológica e intelectual reducida», lamentó Quarracino.

El entonces el arzobispo Bergoglio también prohibió a los seminaristas usar sotana, dentro y fuera del seminario, observó.

En diciembre de 2020, el Papa Francisco lanzó el Consejo para el Capitalismo Inclusivo con el Vaticano  para restablecer la economía mediante la creación de «un   sistema económico más equitativo, sostenible y confiable»informó Church Militant .

La mayoría de los «tutores» del Papa (como se llama a los miembros del consejo) incluyen la Fundación Rockefeller, la Fundación Ford, el grupo Kering, Allianz, MasterCard, Estée Lauder, Guardian Life Insurance Company of America, la tesorera del estado de California, Fiona Ma, y Johnson & Johnson. .

los tutores de bergoglio

Los llamados guardianes están registrados promoviendo el aborto, la pansexualidad, el asunto marxista Black Lives Matter (BLM) y la inmigración descontrolada. 


Rey Altivo: »”Cuando el dominio de estos reinos llegue a su fin y las maldades hayan llegado al colmo,
un rey insolente (altivo de rostro) y astuto (entendido en enigmas) ocupará el poder. (Daniel 8:23)
Observen que algunas versiones bíblicas describen el rostro del rey usurpador «altivo de rostro», «rosto adusto»; al que le llaman rey déspota hábil y maestro de intrigas.
 Daniel 8:23 (NVI)
 » ”Hacia el final de esos reinos, cuando los rebeldes lleguen al colmo de su maldad, surgirá un rey de rostro adusto, maestro de la intriga.
23.«Y al término de su reino, cuando lleguen al colmo los pecados, surgirá un rey, insolente y hábil en engaños.
El Hombre despreciable:
Daniel 11:21 En su lugar se levantará un hombre despreciable, a quien no se le han otorgado los honores de la realeza. Vendrá cuando haya tranquilidad y se apoderará del reino con intrigas.
  1. Nulidad de todas las promociones o  elevaciones de desviados en la Fe.

Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse  que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circustancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie.