Las órdenes contemplativas de la Iglesia católica están siendo asediadas por el cómplice de Bergoglio, el apóstata Josè Rodríguez Carballo

Bergoglio y su cómplice  Josè Rodríguez Carballo odian la vida contemplativa

¿Por qué el Vaticano arremete contra las monjas contemplativas?

Crisismagazine.com

Carballo. Las órdenes contemplativas están asediadas, no por una crisis de vocaciones, sino por el arzobispo Josè Rodrìguez Carballo, secretario de la Congregación de Religiosos, escribe Mary Cuff en Crisis Magazine. En 2018, Carballo dio a conocer Cor Orans, una serie de regulaciones tóxicas sobre las órdenes monásticas femeninas. Como ministro general de la Orden de Frailes Menores, Carballo fue responsable de un enorme escándalo financiero que incluía el tráfico de drogas y armas. La investigación está en curso. Actualmente, Carballo goza de inmunidad diplomática y vive en el Vaticano.

Asesino de monasterios. Para Mary Cuff, Cor Orans expresa la convicción de Carballo de que el monacato contemplativo ha superado su utilidad. En 2015, afirmó que la vida contemplativa «apenas dice nada a la gente de hoy». Incluso cuando una orden tiene vocaciones florecientes, Carballo lo desestima como una casualidad. Desde Cor Orans, Carballo ha cerrado cientos de monasterios en todo el mundo. En la primera semana de aplicación del documento, se cerraron 30 monasterios sólo en Italia.

Exageración. Uno de los cambios más duros de Cor Orans es que Carballo quiere que la formación en una comunidad monástica dure de nueve a doce años, como mínimo. Antes de Cor Orans, nueve años era el máximo permitido. Cuff comenta: «El mejor marine no sobreviviría a un campo de entrenamiento de nueve años. ¿Por qué han de hacerlo las monjas?». Subraya que la mayoría de los matrimonios estarían de acuerdo en que un compromiso de nueve años (o peor, un curso de preparación matrimonial de nueve años dirigido por la diócesis que se reúne todos los días) es excesivo.

Carballo quiere que las novicias contemplativas asistan a clases de formación continua fuera de su monasterio. Si no se ajustan a estas rígidas normas y a las políticas establecidas en estos programas, el futuro de todo el monasterio puede verse amenazado por la federación, que es el peor requisito de Cor Orans. Todos los monasterios están obligados a unirse a una federación. Los monasterios católicos, especialmente en Estados Unidos, han intentado formar sus propias federaciones, pero Roma les obliga a unirse a federaciones anticatólicas.

Las federaciones violan la autonomía de los monasterios. Sin embargo, una federación tiene un poder ilimitado. Puede exigir a un monasterio que entregue dinero y a hermanas en cualquier momento y por cualquier motivo. Puede inspeccionar un monasterio en cualquier momento, puede imponer cualquier cambio de reglas y sirve como panel de muerte oficial para los monasterios, ya que Cor Orans define arbitrariamente una comunidad viable como aquella que tiene seis o más miembros plenamente profesos. Esto significa que un monasterio puede tener cinco monjas profesas y diez novicias, algunas de las cuales pueden haber estado allí durante casi una década -debido a los nuevos años mínimos de formación- y, sin embargo, esto es técnicamente un monasterio inviable. Punto importante: El patrimonio de los monasterios cerrados se reparte entre la federación, la diócesis y la Santa Sede.

Gloria.TV News

Traducción Religión la Voz Libre 

El Apostata Josè Rodrìguez Carballo es cómplice del apostata Jorge Mario Bergoglio.

papa-francisco-carballo

El cómplice  apostata de Bergoglio Josè Rodrìguez Carballo reemplazó al apostata Joseph William Tobin, a quien el apostata Bergoglio nombró «cardenal» gracias al depredador homosexual McCarrick. El apostata Tobin  forma parte de la red homosexual de McCarrick.

Archbishop Tobin becoming a cardinal tops local news ...

 

El documento de Viganó no sólamente acusa a Francisco, sino también a los tres últimos secretarios de estado del Vaticano, incluido el actual, Pietro Parolin, de conocer y haber encubierto tanto a McCarrick como toda la mugre homosexualista del episcopado estadounidense. De Bertone asegura Viganó que “presentaba candidatos homosexuales al episcopado insistentemente”. También Sodano conoció y tapó los escándalos de homosexualidad que ahora escandalizan a toda la Iglesia, siempre según Viganó, que asegura haber comenzado a pedir sanciones para McCarrick en 2006, sin recibir jamás respuestas de sus superiores.

La lista de nombres citados por el memorándum de Viganó es extensísima: Levada, Ouellet, Baldisseri, Farrell, Ilson de Jesus Montanari, Sandri, Filoni, Becciu, Lajolo y Mamberti son solamente algunos de los nombres de los que Viganó aporta datos concretos que acreditan que conocían, hace años, la conducta criminal del cardenal McCarrick.

Maradiaga, aliado de McCarrick y Wuerl para llenar USA de obispos homosexualistas

Viganó revela que Mccarrick tiene una relación estrechísima con el cardenal Maradiaga, con quien trabajaba eligiendo nombres para la curia romana y el episcopado estadounidense: “Los nombramientos de Blase Cupich en Chicago y de William Tobin en Newark fueron orquestados por McCarrick, Maradiaga y Wuerl, que están unidos por un pacto infame de abusos por parte del primero, y de encubrimiento de los abusos por parte de los otros dos. Sus nombres no figuraban entre los presentados por la Nunciatura para Chicago y Newark”.