La última profanación de Bergoglio: honra a los violadores Goumier en una parodia ecuménica sacrílega

Daniel 7:25 Insultará al Dios altísimo e irá acabando con su pueblo; tratará de cambiar la ley de Dios y las fiestas religiosas, y el pueblo de Dios estará bajo su poder (por un tiempo y tiempos y medio tiempo).

Un Bergoglio diabólico honra a los violadores goumier

Bergoglio celebra una parodia sacrílega sobre las tumbas de moros que violaron a 60.000 italianos

burla sacrilega ecumenica

Articulo de Andrea Cionci:

Francesco celebró una “Misa de difuntos” el 2 de noviembre en el Cementerio de Guerra Francés de Roma, en Monte Mario.

De hecho, 1888 soldados franceses descansan en ese cementerio, pero, como cita AQUÍ el pro loco de Roma, “la mayoría de los caídos, sin embargo, no son de origen francés. Muchas de las víctimas son los “Goumiers”, soldados de nacionalidad marroquí, llamados a combatir en las tropas francesas desde hace unos 50 años. TAMBIÉN LO ENTENDEMOS DESDE LA MEDIA LUNA ISLÁMICA GRABADA EN LA PIEDRA. Todos los soldados fueron enterrados de la misma manera, con una cruz de mármol encima y las palabras “mort pour la France”.

Y ahora veamos quiénes eran estas “buenas personas”, estos notorios goumiers, perpetradores de más de 60.000 violaciones de mujeres, hombres, niños italianos, asesinatos, robos perpetrados en toda Italia, desde Sicilia a Toscana del ’43 al ’45. Incluso un sacerdote, Don Alberto Terrilli, fue violado violentamente y murió a causa de las lesiones.

bergoglio profana el dia de los muertos con misa ecumenica sacrilega

Bergoglio celebró maliciosamente la sacrílega misa ecuménica a pesar de que la Asociación Nacional de víctimas de mujeres marroquíes protestó contra la decisión de Bergoglio de celebrar la misa en el cementerio de guerra francés.

3 Noviembre 2021  Marco Tosatti

Marco Tosatti
Queridos amigos y enemigos de Stilum Curiae, Américo Mascarucci nos ofrece un comentario sobre la conmemoración de los muertos celebrada este año por el pontífice reinante sobre las tumbas de los soldados franceses que murieron en la guerra. Y que dado al comportamiento de las tropas coloniales en Ciociaria, al menos sorprendió, si no indignó. Dos verbos que ahora se usan con frecuencia si están conectados al Papa Bergoglio… Sazonado como de costumbre con la banalidad sobre los fabricantes de armas. Pero no me parece que Caín necesitara fabricantes de armas, ni, dado que estamos en Roma, Romulus …

§§§

Traducción: Religión la Voz Libre

parodia ecumenica para honrar a musulmanes violadores

Es cierto, Bergoglio inventa algo nuevo cada día. Ahora, a diferencia de sus ilustres predecesores, el pontífice ha decidido suprimir la tradicional misa de conmemoración de los difuntos, que habitualmente se celebraba en el cementerio romano de Verano, en la plaza donde se levanta la basílica de San Lorenzo fuori le mura (destruida por los bombardeos aliados el 19 de julio de 1943). No, el Papa Francisco ha decidido que el 2 de noviembre se convierta en itinerante, es decir, que se celebre en un lugar distinto al tradicional.

Este año lo vimos en el cementerio francés de Monte Mario, donde quiso conmemorar a los soldados que cayeron en Italia para liberar a nuestro país de la ocupación nazi-fascista. Inevitablemente, hizo un llamamiento a la paz y pidió a los fabricantes de armas que dejaran de hacerlo, para evitar más tragedias, nuevos conflictos y la muerte de tantos inocentes. Francisco celebró una misa por los muertos en el cementerio militar francés de Roma y depositó flores blancas, deteniéndose a rezar ante las tumbas de los soldados. Mirando las tumbas de los soldados, el Papa Francisco dijo: «Estas personas son buenas, murieron en la guerra. Murieron porque estaban llamados a defender la patria, a defender los valores, a defender los ideales y, muchas otras veces, a defender situaciones políticas tristes y lamentables».

apostata jorge mario bergoglio parodia sacrilega

Es una lástima que entre toda esta «buena gente» también hubiera soldados marroquíes que, alistados en el ejército de liberación del general De Gaulle, protagonizaran en suelo italiano torturas y violaciones contra todo aquel que tuviera la desgracia de pasarles por encima, niños, ancianos, mujeres, hombres, sin distinción de edad, sexo o raza. Violencia que se concedió a los goumiers como recompensa por su decisiva contribución a la demolición de las líneas de defensa alemanas en el valle del Liri. En esas cincuenta horas de libertad, se les permitió hacer todo tipo de cosas nefastas en detrimento de la población italiana, ciudadanos indefensos y ya muy probados por la guerra, que conocieron la cara oscura de los llamados libertadores.

Quién sabe cómo habrán reaccionado los habitantes de Ciociaria o, por ejemplo, los de la zona de Siena, que experimentaron la furia de los soldados marroquíes. Se habla de al menos 50.000 víctimas que, tras haber sido violadas y torturadas, también murieron por infecciones causadas por la violencia.

Paradójicamente, Bergoglio aprovechó la presencia de las tumbas de los caídos marroquíes para el enésimo spot a favor del ecumenismo y para reiterar que ante las guerras no hay diferencias religiosas que valgan. Los muertos, cristianos y musulmanes, merecen el mismo respeto y dignidad. Pero, ¿puede haber respeto por quienes han violado a niños y niñas sin piedad, destruyendo sus vidas? Gente que pasó el resto de su vida en un asilo porque quedó marcada por esa violencia. ¿O a otros que se quitaron la vida?

Pues bien, aparte de don Alessandro Minutella, cuya columna diaria en Radio Domina Nostra me fue señalada, nadie parece haberse escandalizado por esta grave ofensa a la memoria del pueblo italiano y de la propia Iglesia que, con Pío XII,  salvó a Roma de la furia de los marroquíes. Existen documentos históricos que confirman cómo, gracias a la intervención del Vaticano, informado de lo ocurrido al sur de Roma, se impidió la entrada de los goumiers franceses y se evitó la posibilidad de que ellos cometieran los mismos horrendos crímenes en la ciudad santa de la cristiandad. Un papel decisivo lo desempeñó el cardenal Eugène Gabriel Gervais Laurent Tisserant que, como francés, mantenía relaciones muy estrechas con sus compatriotas. El historiador Pier Luigi Guiducci reconstruyó y publicó hace años la rica correspondencia entre Tisserant y el comandante francés; el cardenal, en nombre de Pacelli, denunció las atrocidades cometidas por los marroquíes en Ciociaria y recordó que Roma había sido proclamada «ciudad abierta». Por ello, insistió en que los goumiers no pasaran por la capital y que no se permitieran más episodios similares, ni en Roma ni en el resto de Italia. Tras mucha insistencia, se aseguró al Vaticano que no se permitiría a los marroquíes pasar por Roma y que el ejército francés se aseguraría de que no se cometieran más crímenes del tipo de los ocurridos en la zona de Frosinone.

De hecho, a partir de entonces, los franceses intentaron poner fin al «marocchinato», tomando las armas contra los goumiers, que, desobedeciendo las órdenes y escapando al control del ejército francés, eran culpables de graves fechorías. Fue así como la ciudad eterna, puesta por Pío XII bajo la protección de Nuestra Señora del Divino Amor por un voto especial del pueblo romano, se salvó no sólo de los horrores de la guerra (los alemanes se retiraron antes de la llegada de las tropas aliadas y se evitó la extenuante resistencia que los nazis querían oponer en principio a Roma, que habría convertido la capital en un campo de batalla), sino también del marocchinato.
 
Sin embargo, Bergoglio habría tenido muchos otros lugares simbólicos para conmemorar a los muertos de todas las guerras. ¿Por qué elegir el cementerio francés en particular? ¿Es posible que nadie en el Vaticano le informara de la grave provocación que habría llevado a cabo? ¿De la ofensa causada a la memoria de tantas víctimas italianas de los goumiers franceses, incluidos los sacerdotes abusados por haberse resistido a la violencia? ¿De las iglesias profanadas por los soldados musulmanes y donde la gente se había refugiado con la esperanza de escapar de la violencia? ¿O es que Bergoglio era perfectamente consciente de ello pero consideraba que el aplauso de Macron valía mucho más que la legítima indignación del pueblo italiano? Después de que las Puertas del Infierno de Rodin llegaran de París y se expusieran en el Palacio del Quirinal, antaño residencia de los papas,ahora la elección del cementerio francés como lugar para la conmemoración de los muertos por parte del pontífice reinante, con elogios a los violadores goumier. Si todo esto no es diabólico……
Americo Mascarucci – periodista y escritor

§§§

La ciociara (film) - Wikiwand

Foto de la Película ‘La ciociara’:  La historia gira en torno a la viuda Cesira (Sophia Loren) y su hija de doce años Rosetta (Eleonora Brown) durante el avance de las tropas aliadas por la península itálica.En su intento por volver a Roma, refugiadas en una iglesia, madre e hija son violadas por Goumiers de las tropas coloniales francesas durante las llamadas Marocchinate.


“El Papa Francis es más liberal que lo que se supone”
El Apostata ex sacerdote brasileño Leonardo Boff, dijo que Bergoglio sorprenderá a muchos por la rúbrica de un cambio radical en la iglesia.

“Ahora es el Papa y él puede hacer lo que quiera. Muchos se sorprenderán con lo que Francisco va a hacer. Con el fin de hacer esto, una ruptura con las tradiciones será necesario… para dar paso a una iglesia universal “, dijo Boff en una entrevista 2013 publicada por la revista Der Spiegel alemán

image (1)