La Iglesia Católica ha excomulgado a los comunistas mientras el apóstata Jorge Bergoglio los felicita

bergoglio no recibe a los cubanosCaptura

Francisco: “¡Ustedes son realmente comunistas! Felicidades, adelante”

es.news/

El 27 de octubre, dos comunistas, Andrea Ferroni y una compañera, con una bandolera con la imagen de Antonio Gramsci (+1937), miembro fundador del Partido Comunista Italiano, intentaron entrar en el Vaticano.

Fueron detenidos inmediatamente por la policía, pero respondieron que “tenemos una cita con el Papa”. El secretario de Francisco confirmó que esto era cierto.

Los dos pertenecen a la sección juvenil de Rifondazione Comunista (Partido Refundación Comunista), que sigue utilizando la hoz y el martillo, un símbolo prohibido en muchos países.

El 29 de octubre, el sitio web Repubblica.it explica que “son bien conocidas las afinidades de pensamiento entre el mensaje social de Jorge Mario Bergoglio y las críticas de la izquierda radical al modelo capitalista”.

Después del encuentro, Ferroni dijo al diario que “hablamos durante unos minutos”. Cuando Francisco vio la cara de Gramsci en la bolsa, dijo: “¡Ustedes son realmente comunistas! Felicidades, adelante”.

El comunista autodidacta declaró después a Repubblica.it que “a pesar de las contradicciones que tiene una institución como la Iglesia, para nosotros hoy es imposible no apreciar la posición radical de Francisco en el cuestionamiento y en la revelación de las injusticias e iniquidades del sistema económico”.

El líder de Refundación Comunista, Maurizio Acerbo, se mostró entusiasmado con la visita y dijo que “en el congreso del Partido de hace unos días cité al Papa y le agradecí que recibiera de nuevo a nuestro camarada Eugenio Melandri«.

El comunista agregó que en el Parlamento italiano nadie piensa como nosotros, “excepto el Papa, cuando habla de reducción del horario de trabajo y de una política de desarme. Y esto también se da, aunque como laicos seguimos teniendo visiones diferentes en muchos temas, como el aborto de niños, el Concordato Vaticano-Italia y los derechos LGBTQI”.gloria tv news

Papa Pío XI

  • El sistema comunista, sus autores y defensores están condenados

Nos condenamos el sistema, a sus autores y defensores, quienes han considerado a Rusia como el terreno más apto para realizar un sistema elaborado hace mucho tiempo y desde Rusia extenderlo por todo el mundo. (Pío XI. Encíclica Divini Redemptoris, n. 24, 19 de marzo de 1937)
Congregación para la Doctrina de la Fe
Prohibición formal de cooperar con partidos comunistas. Excomunión latae sententiaea

Respuesta (confirmada por el Sumo Pontífice [Pío XII] el 30 de junio):

Preguntas 1. Si es lícito inscribirse en el partido comunista o prestarle apoyo.

Respuesta. No: el comunismo, en efecto, es materialista y anticristiano; y los jefes comunistas, incluso si a veces de palabra profesan no combatir la religión, en realidad sin embargo, tanto en la doctrina como en la acción, se muestran hostiles a Dios, a la verdadera religión y a la Iglesia de Cristo.

Pregunta 2: Si es licito publicar, difundir o leer libros, revistas, periódicos u hojas que defienden la doctrina y la acción de los comunistas, o escribir en ellos.

Respuesta: No: están prohibidos, en efecto, por el derecho mismo (cf. CIC, can. 1399).

Pregunta 3: Si pueden ser admitidos a los sacramentos aquellos fieles que han cumplido consciente y libremente los actos mencionados en los números 1 y 2.

Respuesta:  No, según los principios de carácter general referentes al rechazo de los sacramentos a los que no tienen la disposición requerida.

Pregunta 4: Si los fieles que profesan la doctrina materialista y anticristiana de los comunistas, y sobre todo los que la defienden y la propagan, por el hecho mismo, como apóstatas de la fe católica, incurren en la excomunión reservada de un modo especial a la Sede Apostólica.

Respuesta: 

(Denzinger-Hünermann 3865. Decreto del Santo Oficio, 28 de junio (1 de julio) de 1949)

Santa Hildegarda, Alemania 1179

“Atraerá a la gente dándole completa libertad de dejar de observar todos los mandamientos divinos y eclesiásticos, perdonándole sus pecados y exigiendo que sólo crean en su divinidad… Concederá libertad total de los mandamientos de Dios y de la Iglesia y permitirá que todos vivan según sus pasiones… Se esforzará por hacer que la religión sea conveniente. Dirá que no es necesario ayunar ni amargarse la vida con renunciación.”
Anuncio publicitario