Viganò: ‘Hermanos Todos’ profesa la creencia masónica de Francisco

bergoglio profana el altar

es.news Una lectura superficial de ‘Hermanos Todos muestra que fue escrita por un masón, no por el [anterior] “Vicario de Cristo”, escribe el arzobispo Viganò el 4 de octubre en el sitio web AldoMariaValli.it.
Para Viganò, la encíclica está inspirada en un “deísmo y filantropismo vagos” que «no tienen nada de católicos”.

Destaca la afirmación de Francisco de que San Francisco (+1226) evitó en su encuentro con el sultán una “guerra dialéctica mediante la imposición de doctrinas”. Viganò llama a este alegato una falsificación de la historia, porque el santo trató de convertir al sultán. Para Viganò, Francisco es un “falsificador de la realidad” que “miente con una inmediatez que no conoce igual”.

El arzobispo advierte una grave malinterpretación del concepto de “hermandad”, cuando Francisco afirma que la “hermandad” se hace realidad por la pertenencia a la humanidad. Pero la verdadera hermandad es sólo posible al tener a Dios como Padre a través de la incorporación en Cristo.

La parte insoslayable de Hermanos Todos sobre el coronavirus confirma, para Viganò, la esclavitud de Francisco a la agenda globalista.

Resume la encíclica diciendo que ésta constituye el “manifiesto ideológico” de Bergoglio, su “Professio fidei massonicae”, su candidatura para la “presidencia de la Religión Universal” y su presentación como “sirvienta del Nuevo Orden Mundial”.gloriatvnews

Fratelli tutti: La falsa iglesia extravagante de la oscuridad profetizada por Ana Catalina Emmerich

bergoglio profana el altarHabía en Roma, incluso entre los prelados, muchas personas de sentimientos poco católicos que trabajaban para el éxito de este asunto (la fusión de las iglesias).

Vi también en Alemania a eclesiásticos mundanos y protestantes iluminados manifestar deseos y formar un plan para la fusión de las confesiones religiosas y para la supresión de la autoridad papal. (AA.III.179)

¡… y este plan tenía, en Roma misma, a sus promotores entre los prelados! (AA.III.179)

Ellos construían una gran iglesia, extraña y extravagante; todo el mundo tenía que entrar en ella para unirse y poseer allí los mismos derechos; evangélicos, católicos, sectas de todo tipo: lo que debía ser una verdadera comunión de los profanos donde no habría más que un pastor y un rebaño. Tenía que haber también un Papa pero que no poseyera nada y fuera asalariado. Todo estaba preparado de antemano y muchas cosas estaban ya hechas: pero en el lugar del altar, no había más que desolación y abominación. (AA.III.188)

Profecías de la Beata Ana Catalina Emmerich