COVID-19 es ‘un grito de Dios’ por culpa del aborto, eutanasia, la homosexualidad y diversidad sexual: Obispo de Cuernavaca

obispo de cuernavaca

Dijo que la crisis generada por el coronavirus es un alto que Dios está poniendo a la humanidad, por querer jugar a ser como él.
El Financiero

Durante la celebración de la homilía en la Catedral capitalina, el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, aseveró que la crisis generada por el coronavirus es un alto que Dios está poniendo a la humanidad, por querer jugar a ser como él, al permitir el aborto, la eutanasia y la diversidad sexual.

“Hijos, Dios no está hablando, está gritando, vamos a escuchar, sepamos escuchar, estemos atentos, la vida es tan corta, de ahí entonces que hayamos decidido medidas drásticas por el bien de todos”, abundó.

Ramón Castro resaltó que tan sólo en 2019 se registraron 50 millones de abortos en el mundo, mientras tanto, dijo, el ser humano actúa “como si nada, a gusto, proclamando su pseudo libertad, cuando son hijos de Dios y los hemos asesinado”.

En tanto, criticó también a quienes han optado por una muerte asistida, así como el permitir que en la actualidad los niños decidan por sí mismos su sexualidad.

“La eutanasia: ya me cansé de sufrir, que me maten; o los niños que están muy graves en Holanda y en Bélgica, los papás pueden decidir que los maten; que se esperen los niños a ver qué género quieren ser, que una niña quiere ser niño, ¡Ah caray! Seguramente Dios dice, oigan hijos a dónde van, momentito, soy su papá y los quiero y soy misericordioso, se están yendo a un abismo, nos está gritando”, expresó.

En su discurso, añadió que así también la corrupción, los robos, la violencia, se han hecho costumbre y ante esto se pone un alto a la humanidad.

“Dios nos está hablando, nos está gritando”, pues aunque alguien le pida a la humanidad, que se detenga a reflexionar, nadie haría caso.

“Con esto (con el COVID-19) queramos o no queramos, nos detenemos. En muchos países ya están obligados a detenerse; en Europa, en Estados Unidos, en China, por ley todo está cerrado, menos las farmacias y los mercados y ahí todo se debe detener, sea quién sea”, expresó.

Ante un número importante de feligreses que asistieron a la homilía, este domingo, Ramón Castro Castro enfatizó en que a la humanidad se le ha hecho fácil el decidir quién vive y quién debe morir.

“Como un pequeñísimo, microscópico virus, viene a decirle hoy a la humanidad: ey, eres frágil, eres vulnerable, ni tu éxito, ni tu dinero, ni tu poder te van ayudar, date cuenta quién eres, no juegues hacer Dios, la humanidad ha querido jugar a ser Dios”, manifestó.

Por último, Ramón Castro manifestó que la misa de este domingo, sería la ultima con “la presencia del pueblo”, ya que las demás, dijo, serán transmitidas vía redes sociales.


smiley-monkschreib-39x31El sacrificio eucarístico de la Santa Misa es capaz de apaciguar la ira de Dios. Es una pena que al mismo tiempo el Obispo de Cuernavaca anunciara que cancelaría todas las Misas, prefiriendo seguir el mal ejemplo de Bergoglio y no el ejemplo de los santos. Se debe recordar a TODOS los sacerdotes que están obligados a celebrar al menos Misas privadas para aplacar este castigo.

Ningún obispo puede derogar nuestro derecho canónico a los Sacramentos

El cardenal Burke aboga por la celebración de misas públicas a pesar del coronavirus

Obispo italiano vincula el coronavirus al culto de la Pachamama de Francisco y a las “desviaciones inmorales” de la sociedad

Exorcista: “Coronavirus es un castigo por el culto a la Pachamama”

Ante la epidemia del cólera Don Bosco explicó que la causa era el pecado y le recomendó a los jóvenes mantenerse en estado de Gracia y huir del Pecado Mortal