Laicos católicos protestan contra el Cardenal Marx y le piden arrepentirse por llevar a la iglesia alemana por un camino cismático

Di_Mattei_810_500_75_s_c1

El grupo internacional Acies ordinata, se movilizó en Munich orando silenciosamente en «protesta contra el cardenal Marx, debido al plan de los prelados de emprender un «camino sinodal» cismático.

Traducción Infocatólica


(LifeSiteNews) Un grupo internacional de laicos católicos se movilizó en Munich orando silenciosamente en «protesta contra la Conferencia Episcopal Alemana y su Presidente», el cardenal Marx, debido al plan de los prelados de emprender un «camino sinodal» que según los críticos crearía una «nueva iglesia» que se aparta de la enseñanza católica sobre el celibato sacerdotal, la anticoncepción, la homosexualidad y la fornicación.

El grupo internacional llamado Acies ordinata, deriva su nombre de un título reservado para Nuestra Señora quien reúne un ejército de fieles para derrotar a sus enemigos. La frase en latín «terribilis ut castrorum acies ordinate» se relaciona con las batallas de María y se toma de un cántico de las Canciones del Antiguo Testamento (6, 3, 6:10).

«El ̏camino sinodal˝ de los alemanes pretende crear una iglesia de acuerdo con la imagen y semejanza de los obispos alemanes, quienes aparentemente creen que pueden definir la doctrina y establecer su propia Iglesia nacional, una especie de nacionalismo elitista que se coloca frente a la Iglesia Católica universal, con una fe, un sistema sacramental y una disciplina en todo el mundo», declaró Michael Matt de The Remnant en la conferencia de prensa del evento.

El editor en jefe de LifeSiteNews, John-Henry Westen, también en la conferencia de prensa, acusó al cardenal Marx de tener «sangre en las manos».

«El cardenal Reinhard Marx se ha mostrado como un lobo, como los profetizados por el apóstol Pablo que vienen a devorar a las ovejas diciendo cosas retorcidas y atrayendo a discípulos tras ellas. (Hechos 20,29-30) En su carta a los Corintios, San Pablo llamó a pastores como ustedes falsos apóstoles, obreros engañosos, disfrazándose como apóstoles de Cristo. (2 Corintios 11,13)», dijo.

«Sus falsas enseñanzas sobre el aborto, el adulterio y los actos homosexuales han pervertido a toda una generación de jóvenes católicos. Muchos de ellos ahora practican actos abominables que claman venganza al cielo, que pondrán en peligro sus almas y sufrimiento en sus cuerpos, todo porque quiere torcer la verdad de Cristo para tu propio beneficio», continuó.

«Quiere codearse con la élite de este mundo. Habla de ayudar a los pobres y, sin embargo, gastó más de 20 millones de dólares estadounidenses restaurando sus residencias en Munich y Roma. Habla de cuidar a las personas con orientación homosexual, pero promueve los comportamientos que sabe que conducen al SIDA y otras enfermedades mortales y, lo que es peor, a la pérdida de la salvación eterna. La sangre de estas personas está en sus manos», agregó.

Marx y Bergoglio

Westen llamó a los obispos alemanes a «rechazar» las herejías de Marx y pidió a Marx que se arrepienta.

«Cardenal Marx, escucha ahora las palabras de Cristo: ¡Arrepiéntete y cree en el Evangelio! en el verdadero Evangelio. Sin embargo, hasta que no te arrepientas, incitaremos a los católicos a que eviten e ignoren tus enseñanzas», dijo.

El grupo también incluyó otras voces laicas católicas prominentes como la del profesor Roberto de Mattei y del expulsor de Pachamama Alexander Tschugguel.

El grupo eligió a Munich para su protesta de oración por ser la sede episcopal del cardenal Marx, arzobispo de Munich y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana.

«Los obispos alemanes», explicó el grupo en un comunicado de prensa, «después de promover el Sínodo en el Amazonas de forma ideológica y económicamente, hoy constituye el mayor avance de la revolución en la Iglesia». El «Camino sinodal», que comienza el 30 de enero en Alemania, está en conexión directa con el Sínodo del Amazonas recientemente concluido.

«Pedimos claridad al Papa Francisco. Él no ignora las posiciones de los obispos alemanes ni su objetivo, que es extender las decisiones ̏vinculantes˝ de un ̏sínodo permanente˝ a la Iglesia universal. Si él mantiene las mismas desviaciones doctrinales como lo hacen los obispos alemanes, entonces él debería tener el coraje de decirlo abiertamente», declaró el grupo en su sitio web.

El grupo de unas 100 personas se plantó durante una hora en protesta y oración frente a Theatinerkirche en el centro de Munich. Dos eventos similares ocurrieron antes en Roma, el 19 de febrero y el 28 de septiembre de 2019, el primero en protesta contra el silencio de la Iglesia sobre la crisis del abuso sexual clerical, el segundo en protesta contra el Sínodo del Amazonas en octubre de 2019. La tercera protesta de oración, afirman los organizadores en su comunicado de prensa, se lleva a cabo «como una señal de protesta respetuosa pero firme contra la Conferencia Episcopal Alemana y su Presidente».

La Conferencia Episcopal Alemana, en su asamblea de primavera en marzo de 2019, acordó con una abrumadora mayoría (solo unos pocos obispos se abstuvieron de votar) iniciar un camino sinodal de 2 años con 4 foros de discusión (sobre mujeres, vida sacerdotal y sexualidad), que apunta explícitamente a socavar la enseñanza de la Iglesia sobre la ordenación femenina, el celibato sacerdotal, la homosexualidad, la anticoncepción, la ideología de género, así como la convivencia. Este proceso de reforma está encabezado por el jefe de los obispos alemanes, el cardenal Reinhard Marx, así como por el jefe del Comité central de católicos alemanes (ZdK), el profesor Thomas Sternberg.

En una conferencia de prensa posterior en el Literaturhaus Munich, los oradores analizaron breves discursos sobre diferentes aspectos del «Camino sinodal» alemán.

El expulsor de la Pachamama, Alexander Tschugguel, habló sobre cómo la Iglesia se ha acercado, en lugar de distanciarse, de las ONG de izquierda. «Desde que comenzó el Sínodo del Amazonas, estamos escuchando más y más sobre una ̏Nueva Iglesia˝ con una ̏cara amazónica˝». Tschugguel se hizo conocido después de que retiró las controvertidas estatuas paganas de la Pachamama de una iglesia católica en Roma el pasado Octubre y las arrojó al río Tíber.

Tschugguel señaló el papel principal de los alemanes en el Sínodo del Amazonas y dijo que «la región del Amazonas está destinada a servir como laboratorio experimental para los católicos liberales-modernistas en Occidente, especialmente de Alemania». Sin embargo, este movimiento no tiene como objetivo la conversión de personas a la fe católica. Sin embargo, para restaurar la Iglesia Católica y superar la actual escasez de sacerdotes, explicó Tschugguel, no necesitamos tales acciones. «Todo lo que tenemos que hacer es ser fieles a la misión de Cristo y a la tradición de la Iglesia».

La tercera oradora en la conferencia de prensa fue Jeanne Smits, una periodista residenciada en París y colaboradora de LifeSiteNews. Su tema fue la promoción de la mujer en la Iglesia Católica, que ella, como mujer, rechaza. Después de analizar los documentos del camino sinodal alemán, Smits fue criticada por sus ataques abiertos contra «la doctrina de la Iglesia sobre el lugar que debe ocupar la mujer en la Iglesia católica» y sus intentos de «adaptar la enseñanza tradicional» a una llamada «teología científica», también sobre la posibilidad de «ordenar diáconas y sacerdotisas». Sin embargo, Smits recordó a los católicos en su discurso, la «sabiduría profunda» de la Iglesia con respecto a las «diferencias y complementos entre hombres y mujeres». La Iglesia, explicó, «espera que los hombres sirvan a Dios como hombres, y las mujeres como mujeres».

«Como mujer, periodista y católica», declaró Smits, «solo puedo decir lo patético que encuentro este enfoque igualitario». La periodista francesa recordó a los católicos el modelo de Nuestra Señora y su propio papel distintivo en la obra redentora de Nuestro Señor.

José Antonio Ureta, de Chile, advirtió que el camino sinodal alemán «conducirá a un cisma» y señaló «5 incongruencias» del proceso. Mostró que el camino sinodal alemán viola las reglas de un sínodo diocesano al abordar preguntas (como el celibato sacerdotal y la ordenación femenina) que están «fuera de su competencia», es decir, cuestiones de fe y cuestiones disciplinarias. Ureta también señaló que el proceso socava el poder legislativo de los obispos al dar mucho que decir a los laicos. Por ejemplo, el movimiento laico ZdK tiene «corresponsabilidad en el desarrollo y resultado del proceso sinodal» y hay más laicos (122) que clérigos (105) en la asamblea sinodal.

Así, concluyó, Ureta, se puede ver una «democratización radical de la Iglesia». El autor dijo que «durante 50 años, la corriente predominante de la Conferencia Episcopal Alemana ha tratado de infiltrarse en la Iglesia Católica tras las herejías promovidas por líderes de la teología neo-modernista alemana». Ahora lo hacen escondiéndose detrás de laicos y procesos sinodales.

El profesor Roberto de Mattei, historiador de la iglesia y el último de los oradores, pidió a los católicos alemanes que dejen de pagar el impuesto obligatorio de la Iglesia.

«Hago un llamado a los católicos alemanes, les pido que dejen de pagar el llamado Kirchensteuer, un retiro de parte de sus ingresos en función de su convicción religiosa», afirmó.

El impuesto de la Iglesia en Alemania es obligatorio, y a los católicos que se niegan a pagar este impuesto se les niega el acceso a los sacramentos. Esta situación es, según de Mattei, «inadmisible», ya que aunque la Iglesia ha hablado sobre el deber de un católico de hacer una contribución financiera, «nunca ha considerado que la violación de este deber sea un delito punible».

«El criterio de pertenencia a la Iglesia católica», explicó el profesor italiano, «se basa en el don de la fe que cada católico recibe al momento del bautismo y no puede reducirse al pago de un impuesto».

El profesor de Mattei señaló la paradoja de que ahora en Alemania, las parejas «casadas» y divorciadas y «los herejes y cismáticos notorios, incluidos los sacerdotes y los obispos, no están sancionados» y pueden recibir los sacramentos, pero no aquellos que se niegan a pagar el impuesto de la Iglesia. Se dirigió a los católicos alemanes con las palabras: «Entendemos que este es un problema doloroso de conciencia. Sin embargo, pagar el Kirchensteuer significa cooperar directamente con el proceso de secularización de la Iglesia en Alemania y en el mundo, que los obispos alemanes promueven a nivel ideológico y apoyan a nivel financiero. Pagar el Kirchensteuer significa, en este momento, apoyar a la Synodalen Weg».

El Papa Benedicto XVI el prisionero del Vaticano

benedict-prison

El periodista católico George Neumayr acaba de publicar un artículo  titulado: El Prisionero del Vaticano.

Tras la reciente denuncia que hizo el Arzobispo Viganò   del “control abusivo y sistemático” del Papa Benedicto XVI  por parte de Gänswein -su secretario .
El arzobispo Georg Gänswein ha estado filtrando toda la información destinada para Benedicto XVI desde el comienzo de su pontificado, escribe el arzobispo Carlo Maria Viganó el 16 de enero en el sitio web LaVerita.info.
Recordemos que la Virgen anunció en la profecía del Buen Suceso que el Papa quedaría preso en el Vaticano este fue un hecho que tuvo lugar y que se está repitiendo proféticamente.
“Este aparente triunfo de Satán traerá enormes sufrimientos a los buenos Pastores de la Iglesia, los muchos buenos sacerdotes y el Supremo Pastor y Vicario de Cristo en la tierra, quien, PRISIONERO EN EL VATICANO, derramará amargas lágrimas en secreto en presencia de su Dios y Señor, pidiendo luz, santidad y perfección para todo el clero del mundo, de quienes él es Rey y Padre”.
ZMIRAK: “CREO QUE LA POLICÍA ITALIANA DEBERÍA REMOVER A BENEDICTO, PORQUE NO CREO QUE ESTÉ ALLÍ DE SU PROPIA LIBRE VOLUNTAD, Y ME PREGUNTO SI RENUNCIÓ POR SU PROPIO LIBRE ALBEDRÍO” [Video Minuto 25:18]

La sola sospecha de que un anciano puede estar siendo abusado hace necesario que todos los católicos tomemos acción en este asunto para no pecar de negligencia.  Leamos primero el Artículo.


Complicit Clergy  En uno de sus últimos discursos antes de abdicar en 2013, el Papa Benedicto XVI denunció el liberalismo que se había infiltrado en la Iglesia después del Vaticano II. Indicando que este liberalismo es la raíz de “tantos problemas, tanta miseria, en realidad: seminarios cerrados, conventos cerrados, la liturgia fue trivializada”. Pero luego procedió a entregar la Iglesia a los mismos liberales responsables de estos problemas y a un sucesor empeñado en liberalizar la Iglesia aún más.

No mucho después de asumir el poder, Jorge Bergoglio dio un golpe velado a su predecesor. Le dijo a un entrevistador que el Vaticano II había alentado la apertura a la “cultura moderna” pero que “se hizo muy poco en esa dirección”, una deficiencia que prometió corregir: “Tengo la humildad y la ambición de querer hacer algo”.

Sin embargo, para acelerar su revolución liberal en la Iglesia, el Papa Francisco tuvo que asegurarse de que su predecesor estuviera bajo control. Lo logró al hacer que Benedicto viviera en los terrenos del Vaticano, —un plan diseñado para silenciarlo que equivale a convertir a Benedicto en prisionero del Vaticano.


La traducción completa de este artículo  se encuentra en el Blog Religión la Voz Libre.

Bajo las circunstancias actuales, es necesario que un grupo de abogados católicos, especialmente si son italianos, inicien una demanda para iniciar legalmente una investigación con el fin de averiguar si han abusado psicológica y físicamente del Papa Benedicto XVI. Es necesario que un perito y un médico legal investiguen su estado actual. Observen que en esta foto (en la original) el Papa Benedicto tiene un moretón (hematoma) en el ojo derecho y tiene un Micropore™ (esparadrapo quirúrgico) cubriendo una herida en la ceja derecha. No podemos ser negligentes, debemos investigar si la secta de Bergoglio está abusando de un anciano y si el Papa Benedicto ha sido objeto de abuso físico y psicológico.


En Estados Unidos es un grave delito que se abuse de un anciano incluso se castiga legalmente cualquier negligencia por esta razón se  ha iniciado una petición al Presidente Donald para que garantice la protección de la vejez del Papa Benedicto XVI.