Cdl. Brandmüller: El Sínodo Amazónico presagia la “religión panteísta del hombre”

En el sínodo amazónico la fe católica está en peligro

Traducido para Laicos Unidos en Cristo

CIUDAD DEL VATICANO (ChurchMilitant.com) – El cardenal Walter Brandmüller advierte que el Sínodo Amazónico  representa un intento de reemplazar el catolicismo con “una religión natural panteísta del hombre”.

En una declaración a LifeSiteNews y al sitio alemán kath.net esta semana, el autor de la dubia describió a los arquitectos sinodales como  una camarilla de modernista que impulsan una agenda.

“Sería un error fatal pensar que los promotores del actual Sínodo de los Obispos estaban realmente preocupados solo por el bienestar de las tribus indígenas de los bosques amazónicos”, advirtió (el cardenal ). “Ellos obviamente, están siendo instrumentalizados para impulsar una agenda (modernista) que concierne a la Iglesia Universal y que tiene sus raíces en gran medida en el siglo XIX”.

Reflexionando sobre el significado de la religión, Brandmüller contrastó la tradición histórica judeocristiana con el concepto modernista de la fe.

“Cuando los judíos y los cristianos hablan de religión, —con sus formas de expresión en doctrina, moral y culto—, significan la forma y la manera en que el hombre responde a una realidad extra o suprahumana que le llega desde afuera” él señaló.

“En lenguaje sencillo, se trata de la respuesta del hombre a la revelación de la auto- comunicación del Creador a su criatura, hombre”, dijo. “Dios habla, en cualquier forma, y ​​el hombre da una respuesta. Es un diálogo”.

 

 

el sinodo amazonico pone en Juego la fe catolica

 

“El concepto religioso del modernismo, por otro lado, significa un monólogo: el hombre permanece solo consigo mismo”, advirtió el cardenal.

La Sagrada Escritura registra el diálogo entre Dios y el hombre, Brandmüller escribió:

El discurso de Dios a su pueblo elegido tuvo lugar en el curso de una historia llena de acontecimientos que, en cada paso, condujo a un nivel superior. La Carta a los Hebreos comienza con las palabras: “Hace mucho tiempo Dios les habló a nuestros antepasados ​​de muchas y diversas maneras por los profetas, pero en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio de su Hijo”. El Evangelio de San Juan llama a este Hijo el Verbo Encarnado del Dios Eterno. Él es y trae la Revelación final, que se puede encontrar en forma escrita en los libros bíblicos y en la auténtica tradición oral de la comunidad de discípulos elegidos por Jesucristo, de la cual creció la Iglesia. Todo esto ha sucedido de una vez por todas y es universalmente válido con respecto al espacio y al tiempo.

Estos hechos “excluyen un concepto de religión que tiene algún tipo de límites geográficos o temporales”, señaló, y agregó que esto significa que “una iglesia amazónica es teológicamente impensable”.

“Es la Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica (y por lo tanto romana)”, continuó Brandmüller, ” a quien se le ha confiado la transmisión del Evangelio y la transmisión de la Gracia de Cristo a todos los pueblos de todos los tiempos y a quien se promete luz y fuerza del Espíritu de Dios para el cumplimiento de esta misión “.

la idea de una iglesia amazonica no es catolica sino cismatica

La Iglesia, agregó, “está a la altura de esta misión, con la ayuda del Espíritu Santo, cumpliendo su ministerio magistral y pastoral a lo largo de la historia”.

En lo que describió como una “observación alarmante”, el cardenal señaló que el Instrumentum Laboris del sínodo, o documento de trabajo, contiene pocas referencias a los  concilios de la Iglesia y al magisterio papal:

Particularmente impresionante es la ausencia total del Vaticano II (aparte de dos referencias bastante marginales). El hecho de que documentos tan importantes y temáticamente relevantes como el Decreto sobre la actividad misionera de la Iglesia, “Ad Gentes”, aparte de las Constituciones principales sobre la liturgia, la revelación y la Iglesia, no se cite en ningún momento, es simplemente incomprensible. Lo mismo se aplica al Magisterio posconciliar y a las encíclicas importantes.

Brandmüller observó que el Instrumentum Laboris ignora la tradición doctrinal de la Iglesia, y en su lugar se basa casi exclusivamente en el documento Aparecida infundido con la justicia social y el ambientalismo, producto de una reunión regional de 2007 de la Conferencia de Obispos Latinoamericanos (CELAM).

bergoglio
Cdl. Jorge Bergoglio en la reunión Aparecida de CELAM 2007
Esto “solo puede entenderse como una impresionante ruptura con la historia previa”, advirtió. “Además, esta cuasi-absolutización [de Aparecida] también plantea la cuestión de la comprensión latinoamericana de la Comunión  eclesial a nivel universal”.

Los autores del documento de trabajo “ignoran el Concilio Vaticano II” y “todos los documentos del Magisterio postconciliar que interpretan el Concilio”, continuó el cardenal.

Reiteró que este desprecio representa “una ruptura con la tradición dogmáticamente vinculante. En realidad también con la universalidad de la Iglesia”.

anti iglesia de bergoglio cismatico

“El hecho de que esta ruptura sea, por así decirlo, puesta en acción de una manera ‘encubierta’, es decir, de manera oculta y secreta, es aún más inquietante”, escribió.

Las “disputas sobre el Sínodo Amazónico son solo muy superficialmente sobre la población indígena del Amazonas, que en sí misma es bastante pequeña”, dijo Brandmüller.

“Más bien, surge la aterradora pregunta de si los protagonistas de este sínodo no están más preocupados por el intento secreto de reemplazar la religión como respuesta del hombre al llamado de su Creador por una religión natural panteísta del hombre”, se lamentó, “es decir, por un nueva variante del modernismo de principios del siglo XX”.

“Lo que está en juego es nada más y nada menos que la fe católica … así de simple”, advirtió Brandmüller.

Cardenal Brandmüller: El Sínodo tiene la agenda oculta para reemplazar el catolicismo con el paganismo

 

One response to “Cdl. Brandmüller: El Sínodo Amazónico presagia la “religión panteísta del hombre”

Los comentarios están cerrados.