Michael Voris pide a Bergoglio que renuncie: Un hombre que ayuda, instiga, protege y promueve a esos hombres malvados, sexualmente pervertidos y depredadores no es apto para la Cátedra de San Pedro: es apto para algo mucho peor

 

BERGOGLIO CULPABLE DEL DELITO DE COMPLICIDAD DE PEDOFILIA

The Vortex:

Por la salvación de su propia alma, debe bajarse de la Silla de Pedro y hacerlo inmediatamente.

TRANSCRIPCIÓN

Dado el horror que se ha apoderado cada vez más de la Iglesia en los últimos 50 años, —y que ha alcanzado niveles inimaginables bajo el pontificado del Papa Francisco,— ahora es el momento apropiado para que los laicos ofrezcan comentarios, lo cual se nos permite hacer de acuerdo con el derecho Canónico.

 Como mucha gente sabe, Church Militant se ha tomado grandes molestias en el pasado para evitar la crítica pública del Papa Francisco con respecto a varios escritos teológicos confusos, entrevistas y observaciones improvisadas.

 Por respeto al oficio del Papa, y para no inducir al escándalo, hemos dejado diligentemente el trabajo de analizar públicamente su contenido teológico a aquellos que están por encima de nosotros, más calificados para abordar esas cosas específicamente y esas respuestas las hemos cubierto en gran detalle.

 Del mismo modo, nos hemos esforzado por evitar cualquier comentario irrespetuoso o poco caritativo que denigre al Santo Padre debido a sus pronunciamientos teológicos, — pero eso fue en el campo de la teología.


complice de pedofilia bergoglio

 El escándalo de abuso sexual clerical homosexual y el encubrimiento resultante no es de base teológica, sino moral.

 Y en esta área, los laicos están absolutamente obligados a hablar, porque aunque no todos seamos teólogos, cada uno de nosotros es un ser moral y será juzgado por Nuestro Bendito Señor sobre cuán fielmente hemos vivido de acuerdo con esa moralidad objetiva.

Dicho esto, Papa Francisco, Santo Padre, por la salvación de su propia alma, debe bajarse de la Silla de Pedro y hacerlo inmediatamente.

 Usted ha tratado a muchos de los  fieles con frialdad e insensibilidad, abusando del poder de su oficio en lo que respecta a sus sufrimientos sobre este horrendo e inconcebible mal que usted ha facilitado.

 En múltiples ocasiones, usted ha violado su propio estándar de tolerancia cero cuando se trata de encubrir obispos. Lo está haciendo con Donald Wuerl, que encubrió a los sacerdotes depredadores.

wuerl complice de pedofilia.PNG

Usted debería haberlo despojado, hace más de una semana, de su sombrero rojo, pero aún conserva el cargo del cardenal con su bendición: — un hombre que encubrió una red de pornografía homosexual de un sacerdote homosexual mientras era obispo de Pittsburgh,  y que Viganò dice que está mintiendo.

Usted ha protegido a los que han abusado del poder, de la autoridad y, lo peor de todo, que han abusado de los jóvenes y hasta de los niños. Los ha encubierto. En algunos casos, los ha acercado a usted y los ha tomado como asesores de confianza.

Y ahora, dadas las revelaciones del fin de semana del testimonio de Abp. Viganò, —un testimonio que usted ni siquiera niega, — ahora está claro que usted mismo es uno de los obispos encubridores porque usted encubrió  directamente a un verdadero depredador, Theodore McCarrick, hasta que el calor de los medios de comunicación se hizo demasiado extenso para resistirlo.

Usted ha violado su propia política de tolerancia cero en lo que respecta específicamente a sus propias acciones y omisiones.

Usted ha traído al templo de Dios, el más sagrado de los santuarios, a hombres malvados que han violado y encubierto la violación de inocentes.

Su alarde hipócrita y desvergonzado de palabras vacías de dolor y suplicando perdón son una afrenta atroz para aquellos que creen en Dios, porque carecen de toda sinceridad.

¿Cuántos viajes va a realizar, pagados por los fieles, donde usted sigue encontrándose con las víctimas, supuestamente llorando con ellos y luego regresando a Roma y conspirando con aquellos que abusaron de ellos o crearon el ambiente para el abuso, o ambos?


 Los hombres con los que usted se ha rodeado no tienen una fe sobrenatural, porque alguien con fe sobrenatural temblaría y moriría de miedo ante la idea de ser juzgado por lo que ellos, y ahora usted, han hecho. Un hombre que ayuda, instiga, protege y promueve a esos hombres malvados, sexualmente pervertidos y depredadores no es apto para la Cátedra de San Pedro: es apto para algo mucho peor.

Estos lobos con ropa de pastor embrutecen y sodomizan a las ovejas, y usted los promociona. No temen a Dios, y con cada día que pasa, parece que tampoco usted

Cualquier otro obispo que actúe como usted habría sido eliminado de inmediato por abuso de poder y la más grave negligencia en el cargo según la ley canónica.

Los católicos sostienen, como bien saben, que el Papa no es juzgado en la Tierra por nadie más que por Dios, pero en conciencia, ¿ha olvidado tan rápidamente que en el caso de usted mismo, está juzgado?

Con toda sinceridad y preocupación por su alma inmortal, Santo Padre, recordando cómo es un anciano que puede no despertarse para ver el día siguiente, su vida eterna está en la balanza. Confiese la verdad antes de comparecer ante Jesucristo.

Puede esquivar las preguntas de la prensa sobre el testimonio de Viganò, y ofrecer réplicas inteligentes a los medios que evitan el testimonio de su propio embajador, pero ¡oh no puede hacer eso con Dios Todopoderoso!

Church Militant ha confirmado independientemente con al menos dos cardenales diferentes que los cargos en la declaración de Viganò son absolutamente ciertos, y esto es además de que el card Burke apoya  a Viganò.

Usted, Santo Padre, como todo católico debe hacer cuando está en un estado de pecado, debe acusarse y juzgarse culpable, ahora, mientras aún tiene aire en sus pulmones, y deshacerse de los malvados herejes y sodomitas que ha acumulado desvergonzadamente a su alrededor para para que nunca tengan un rol en elegir a su sucesor. Luego, como su último acto en el cargo, debe renunciar al papado y evitar infligirles, a la Santa Madre Iglesia y al Pueblo de Dios más daño y perjuicio. Usted está desgarrando el Cuerpo de Cristo elevando a los mismos hombres cuyos crímenes claman al Cielo por venganza, y que nunca se detendrán porque no tienen fe sobrenatural.

Sus acciones y omisiones le han dejado incapaz de reinar sobre la Iglesia de una manera significativa. No tiene credibilidad, ni autoridad moral, ni una pizca de decencia después de haber cubierto un escándalo tras otro, hasta el día en que se vaya a su propia tumba. Más vale que espere que éste no sea el estado en el que muera, o usted será entregado a los demonios para una muerte eterna de agonía y tormento en el fuego inextinguible, ya que los papas no son inmunes al riesgo de la condenación, ya sea que usted crea en el infierno o no. Y cuando se encuentre con los secuaces que ha promovido en esta vida, cada uno de ustedes se detrozarán y se despedazarán unos a otros por toda la eternidad, habiendo contribuido a la condenación de los demás y de los inocentes mientras estaban en la Tierra.

Cualquiera que sea el pacto maligno que hayan creado entre ustedes, éste será su vergüenza y agonía eterna cuando se sumerja en el pozo donde el fuego nunca se apaga y el gusano no muere. Aún tiene tiempo, Santidad. Admita sus tremendos errores, elimine a los malvados mercenarios del Colegio de Cardenales, renuncie a su cargo y devuélvanos la Santa Iglesia que amamos y que detestan sus aduladores secuaces. Santo Padre, sus amigos, sus consejeros, han violado a hombres y niños.

Destruyen la verdad y la inocencia y las vidas y las almas. Usted está cubriéndolos. Después de que haya renunciado y los haya relevado de su cargo, lo primero que debe hacer su sucesor es enjuiciar a todo el lote para demostrarle al mundo que el cambio realmente ha llegado a la Iglesia. Será mucho mejor para usted que enfrente la justicia ahora, en lugar de después de que muera. 

Por el bien de su alma, Santo Padre, para no estar sujeto a las torturas de los demonios por la eternidad, dimita. 

Oremos, amigos míos católicos, recen su Rosario para que la Reina del Cielo convierta el corazón del Santo Padre y ponga fin a este flagelo de depredación sexual y encubrimiento. Que Dios tenga piedad de todos nosotros.

checkSan Agustín defiende el derecho que tiene la Iglesia de defenderse contra los herejes

El Papa Benedicto XVI confirma haber tomado medidas contra McCarrick

El Papa Benedicto XVI recuerda haber apartado a McCarrick

papa benedicto xvi

Infovaticana y Las noticias de Gloria TV reportam que  Edward Pentin confirma que el papa Benedicto XVI, recuerda haber dado instrucciones al entonces secretario de estado, el cardenal Bertone, para que trasladara a McCarrick una sanción. Con esta revelación se confirma una parte importante de la carta de Viganó, a saber, que Benedicto XVI había recluido al cardenal McCarrick a una vida de oración y penitencia que Francisco interrumpió al llegar al papado, rehabilitando al viejo “Tío Ted”.

La página web NCRegister.com confirmó el 26 de agosto que las acusaciones de abusos contra el cardenal McCarrick “fueron ciertamente dadas a conocer a Benedicto”.

El artículo también menciona al primer consejero de la nunciatura en Estados Unidos, el francés Jean-François Lantheaume, confirma que Viganó dice la verdad, en declaraciones a Catholic News Agency.

Capture.PNG