Bergoglio: no habrá nuevas normas contra el abuso sexual

No se le pueden pedir peras al olmo.

Bergoglio desde Argentina es un reconocido cómplice de pedófilos que ignoró las victimas de abuso sexual.

 

bergoglio dublin
Bergoglio con el primer ministro abiertamente sodomita de Irlanda Leo Varadkar en su viaje a Dublín

Sacerdotes y religiosos condenados por abuso sexual de menores en la República de Irlanda e Irlanda del Norte

Capture

Religión la Voz Libre

María Ferraz

Mucha encíclica verde, con pecados ecológicos, obras de misericordia ambientalistas y plantación de árboles incluidos, muchas declaraciones en pro de la inmigración a Europa como una oportunidad, con insultos a políticos y a católicos que no tragan con su discurso, mucho desgañitarse para lograr el ecumenismo que propicia la comunión sacrílega a protestantes, mucho Amoris L, que abre la puerta a la aceptación de divorcio y también de que los adúlteros y concubinos puedan comulgar, muchas fotos con una fauna anticatólica de todo tipo y entrevistas polémicas en el avión, pero el abuso sexual sodomítico, el mayor problema y escándalo que ha sufrido la Iglesia, no merece más escritos que la famosa carta, criticada por blanda y por repartir la culpa de los sodomitas abusadores entre todo el pueblo cristiano. ¿Cree Bergoglio que puede engañar a alguien a estas alturas de por dónde van los tiros y quién maneja este pseudo pontificado?

bergoglio complice de pedofilos

Bergoglio no está preparando ninguna nueva disposición para la lucha contra la pedofilia clerical

(Roma) Los círculos relacionados con el Papa Francisco negaron el día antes de su llegada a Irlanda que haya otro documento con nuevos estándares para combatir el abuso sexual por parte de los clérigos. «Los rumores de otro texto de Francisco a los obispos que luchan contra la pedofilia no son ciertos», escribió Andrea Tornielli hoy en Vatican Insider.
El vaticanista de la casa del Papa Francisco Tornielli, tiene acceso directo al Papa. Lo que él dice es información que proviene directamente de Francisco y su círculo inmediato, y la publicación es deseada por el Papa.

El lunes pasado, 20 de agosto, el Papa Francisco había publicado una carta al Pueblo de Dios. Con esto, Francis reaccionó al reciente escándalo de abuso, que ha sacudido especialmente a la Iglesia en los Estados Unidos con el llamado Informe de Pennsylvania.

La escritura no pudo convencer a todos. Los críticos acusan a Francisco de predicar en palabras la «tolerancia cero» pero no tomar ninguna medida para hacerla cumplir. Incluso en círculos papales, esta crítica no parece estar completamente injustificada. Solo de esta manera se puede explicar que en respuesta a esta crítica en los últimos días se han alzado voces, especialmente en los medios de comunicación relacionados con Francis en los Estados Unidos, de que la carta es solo el preludio de un documento normativo que Francis promulgará como una ley para la Iglesia universal (ver la crítica de prensa de Il Sismografo de la Secretaría de Estado del Vaticano). Para silenciar las voces que describían la carta papal como demasiado vaga y poco clara, se estaba preparando un documento claro que preveía sanciones contra los clérigos que eran culpables.

Sin embargo, ese documento no existirá, como aclaró hoy Andrea Tornielli.

«El Papa espera que las Conferencias Episcopales tomen en serio la carta ‘al pueblo de Dios’ y sus instrucciones concretas».

Tornielli escribió:

«No hay nuevas directrices papales sobre el abuso, y Francisco no está preparando un documento de obispos para la lucha contra la pedofilia clerical. Fuentes importantes del Vaticano niegan que después de la inédita» Carta al Pueblo de Dios «escrita días después de la publicación del Informe de Pensilvania, se esté preparando otro texto que será anunciado poco después de su regreso de Irlanda, según lo que han rumoreado varios medios en los últimos días. El Papa considera que su carta es exhaustiva y cree que la Iglesia está dotada de los medios normativos y las disposiciones necesarias para luchar contra quien cometa el delito de abusar sexualmente de menores, y también pedir cuentas a los superiores, que son responsables del delito de negligencia o que por otras razones no actúan de forma adecuada, pensando en el bienestar de las víctimas «.

En una lucha contra el Crimen organizado la Fiscalía de Illinois y Missouri también investigarán los abusos sexuales

lucha contra el crimen organizado

Bergoglio encubrió al depredador homosexual Juan Carlos Maccarone y lo protegió y premió designándolo como profesor emérito de la Universidad Católica de Argentina

El fundador de Sodalicio, acusado de abusos sexuales, se encuentra protegido en Roma evadiendo la justicia peruana, comunidad que llegó a Buenos Aires por invitación de Bergoglio, a la que pertenece Alejandro Bermúdez

Capture

En el 2010 Bergoglio traicionó la fe, invitó a Eugenio Zaffaroni promotor del aborto y la homosexualidad al encuentro arquidiocesano sobre niñez y adolescencia

bergoglio-encubrio-a-grassi-pedofilo

La diócesis de Morón oculta la referencia del pedófilo Julio César Grassi protegido por Bergoglio quien a pesar de ser un convicto depredador sexual sigue siendo sacerdote
Bergoglio también encubrió al cura pedófilo Mauro Inzoli a petición de Vito Pinto y Coccopalmerio y lo devolvió al estado sacerdotal.

Bergoglio encubrió curas pederastas siendo Cardenal y el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.
Bergoglio encubrió al abusador sexual Rubén Pardo y lo escondió en el Hogar Sacerdotal de Condarco 581 
Directora del Comité de Seguimiento de los Derechos del Niño cuestiona el rol de Bergoglio ante el caso Grassi.

Gloria.TV Noticias el 23 de marzo de 2017
Condenado: el Tribunal Supremo argentino confirmó una sentencia de 15 años de prisión para el padre Julio César Grassi por abuso de menores. Grassi se hizo famoso por su trabajo para niños, tenía su propio programa de radio y estaba bien conectado a la política. Después de la primera condena de Grassi en 2010, no fue despojado de sus facultades sacerdotales. La Conferencia Episcopal Argentina encabezada por el Cardenal Bergoglio incluso encargó cuatro libros que defendieron fuertemente a Grassi.