es.news El sacerdote y teólogo anti-católico, Peter Hünermann, a quien Benedicto XVI criticó en una reciente carta, fue Doctor Honoris Causa de la Pontificia Universidad Católica Argentina en el 2004, cuando el cardenal Jorge Mario Bergoglio era Gran Canciller.

El rector de la Universidad en ese momento era el padre Alfredo Zecca, de cuya tesis doctoral fue supervisor Hünermann. Posteriormente, Zecca fue nombrado arzobispo de Tucumán. La razón detrás de la renuncia de Zecca en 2017 es cuestionable*.

Hünermann solía enseñar en Argentina, en un programa que tenía como objetivo difundir la basura teológica alemana en Sudamérica.

Cuando enseñaba en Buenos Aires, solía permanecer en el seminario jesuita, donde Bergoglio era maestro de novicios. Por eso, durante años, los dos se reunían regularmente.gloria tv news


*Zecca se reunió con Bergoglio en febrero de 2017 y presentó su renuncia el 19 de marzo. Bergoglio aceptó su renuncia como arzobispo por razones de salud el 9 de junio de 2017 a la edad de 67 años, asignándole la sede titular de Bolsena. [1] En lugar de permitirle convertirse en Arzobispo emérito, como es normal en los casos de jubilación, se le asignó un obispado titular y sigue siendo un obispo activo. Según algunos informes, Bergoglio destituyó a Zecca no por razones de salud, sino porque aceptó el dictamen de suicidio de las autoridades gubernamentales en el caso de un sacerdote que había luchado durante mucho tiempo contra los narcotraficantes hallados ahorcados el 5 de octubre de 2016.

 


Noticias relacionadas:

Rabino Skorka por la UCA

El rabino Pro-gay Skorka recibe su doctorado honoris causa de manos del cardenal Bergoglio en la UCA.

BERGOGLIO HACE LO QUE LE DA LA GANA

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: