Müller: La Reforma ningún evento del Espíritu Santo

CaptureGloria TV Noticia:

 

Revolución: la Reforma no fue una reforma, sino una revolución, según el cardenal Gerhard Ludwig Müller, ex Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, derrocado por el Papa Francisco en julio. Escribiendo para La Nuova Bussola Quotidiana Müller explica que la Reforma alteró totalmente los fundamentos de la Fe Católica.

No corresponde a la realidad: Müller afirma que la afirmación de que la Reforma solo estaba luchando contra abusos o agravios en la Iglesia del Renacimiento, no se corresponde con la realidad. Cita: “Abusos y malas acciones siempre han existido en la Iglesia, no solo en el Renacimiento, también los tenemos hoy”.

Lutero abandonó  la fe: el cardenal Müller menciona el famosa escrito de Lutero “Sobre la cautividad babilónica de la Iglesia”. De este libro está claro que Lutero – cito a Müller – “dejó atrás todos los principios de la fe católica, de las Sagradas Escrituras, de la Tradición Apostólica, del magisterio del Papa y los Concilios, y de los obispos”.

Fe Subjetiva: Con gran claridad, el Cardenal Müller señala que Lutero abolió cinco sacramentos, alteró los otros dos y reemplazó la efectividad objetiva de los sacramentos con una fe subjetiva.

Ningún evento del Espíritu Santo: para el Cardenal Müller, es inaceptable llamar a la Reforma Luterana un “evento del Espíritu Santo” como lo hizo el secretario general modernista de la Conferencia Episcopal Italiana, Nunzio Galantino. Müller agrega: “El Espíritu no se contradice a sí mismo”. Según él, muchos hablan con entusiasmo acerca de Lutero porque no saben lo que dijo e hizo.