Bergoglio desafía a Jesucristo: ¿Con que tú eres rey?

Bergoglio desafia a CristoBlog Sacerdote Católico Apóstoles de María.

Jesucristo Rey del Universo

¿Con que tú eres Rey?
Esta sarcástica pregunta de Pilatos, sigue resonando en el poder temporal de este mundo, y en aquellos que pretenden despojar a Cristo de esta prerrogativa como Rey del universo.

Estos poderes temporales, pretenden que la Ley Evangélica sea acomodada a las necesidades y caprichos de este mundo, socavando así su valor objetivo y divino.

La pregunta viperina de Pilatos, no es más ni menos que aquella del génesis 3,1
“¿Es cierto que Dios les ha dicho: No coman de ninguno de los árboles del jardín?”

Vemos el sentido demoniaco, un dios mentiroso y egoísta que no quiere tu libertad, que te miente y te prohíbe… en definitiva, que no comas del fruto que tú quieras. El demonio es así…: te cuenta mentiras y te expone al fracaso espiritual.

bergoglio desafiando a Jesucristo

¿Con que tú eres Rey? ¿Es cierto que Dios les ha dicho…? El demonio responde negativo en el verso 4: ¡No es cierto…!

Es la respuesta de los potentados de este mundo: ¡No! Cristo no es Rey… no hay pecado, todo está permitido, no es la lógica del Evangelio ¿Quién soy yo para juzgar?…

La realeza de Jesús, dice el Papa Pío XI en su encíclica, es ante todo espiritual, y se refiere principalmente a las cosas espirituales; los textos aducidos de la Biblia lo demuestran claramente, cuando el mismo Jesús desaparece de la vista de aquellos que lo quieren proclamar rey temporal…

rey temporal
Jesús responde a Pilatos: Mi Reino no es de este mundo… Según las descripciones que los Evangelios hacen de este reino, LOS HOMBRES SE PREPARAN PARA ENTRAR EN ÉL POR LA PENITENCIA, Y NO LO CONSIGUEN SINO POR LA FE Y POR EL BAUTISMO, EL CUAL, A PESAR DE SER UN RITO EXTERIOR, SIGNIFICA Y PRODUCE UNA REGENERACIÓN INTERIOR.

Este reino se opone únicamente al de Satanás y al poder de las tinieblas, y exige de sus súbditos no sólo que renuncien a las riquezas y los bienes terrenos… SINO QUE SE NIEGUEN  A SÍ MISMOS Y CARGUEN SU CRUZ.

¿Entonces porque tanto afán por las cosas temporales? ¿Por qué tanto interés en crear sociedades que exalten los sentidos y placeres de la carne?
Vemos dos reinos enfrentados: El de Cristo Rey y el de Satanás.

Satanás tiene su iglesia y sus ministros… todo lo contraria a Cristo… En el reino de Satanás todas son libertades: Uniones del mismo sexo, comuniones sacrílegas,  herejías a granel, sacrilegios, comilonas sacrílegas, orgias… etc.

bergoglio profanando la Iglesia en bolonia

El Reino de Cristo es la Santa Iglesia Católica, donde sus mandamientos son nuestra Ley… ya hemos visto que para entrar a formar parte de este reino es indispensable el Bautismo, la penitencia y la cruz…

215px-Missa_tridentina_002

 

El prefacio de la Misa en la fiesta de Cristo Rey, desenvuelve de una manera muy profunda la naturaleza del reino de Jesús:

Es verdaderamente digno y justo, equitativo y saludable, que te demos las gracias, siempre y en todo lugar, oh Señor, Padre omnipotente, Dios eterno; tú ungiste con el óleo de la exultación a tu Hijo unigénito Nuestro Señor Jesucristo, como sacerdote eterno y Rey del universo, para que, ofreciéndose en el altar de la cruz como una hostia inmaculada y pacífica, realizase los misterios de la redención del género humano y pudiese ofrecer a tu infinita Majestad todas las criaturas sometidas a su imperio, las cuales constituyen su reino eterno y universal: reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz…


Tema relacionado:

Bergoglio no reconoce el reinado de Cristo.

Anuncios

Cigoña reprende al herético jesuita Spadaro por ser una “desgracia para la Iglesia”

infovaticana.JPG

El famoso periodista católico Francisco Fernandez de la Cigoña en respuesta al las recientes declaraciones heréticas de Spadaro responde :

Y quien le apoya, si le apoya, no queda nada bien.

Es una vergüenza de la Compañía de Jesús y de la Iglesia. Lo malo es que no es el único.

Y además se ríe.

Spadaro pretende corregir a Cristo

bergoglio-y-antonio-spadaro


Cigoña: Bergoglio, una plaga de Egipto para la Iglesia argentina, o las siete juntas

Los peones de Bergoglio